Viernes, 22 Enero, 2021


El sorprendente hallazgo chino en la cara oculta de la Luna

El sitio de alunizaje de Chang’e-4 El sitio de alunizaje de Chang’e-4
Eloisa Felix | May 16, 2019, 10:51

De hecho, la Chang'e 4 aterrizó en el cráter Von Karman -dentro del polo sur de la cuenca Aitken- porque es una de las mayores estructuras de impacto meteórico conocidas en nuestro Sistema Solar. Y es que se cree haber encontrado restos del manto lunar, la capa interna de la que hasta ahora no había apenas evidencias.

Hace unos 4.500 millones de años, el asteroide Theia impactó con tanta fuerza en la Tierra que acabó arrancando un pedazo, que acabó convirtiéndose en lo que hoy conocemos como la Luna. Una pequeña parte se mezcló con los restos de Theia, convertidos en roca fundida tras el golpe.

En los años setenta surgió la teoría de que un océano de magma cubrió la superficie lunar durante su infancia y a medida que se fue enfriando los minerales más ligeros flotaron en la superficie, mientras los pesados se hundieron. Informa El País que La cara oculta de la Luna está repleta de cráteres, muchos formados en el llamado bombardeo intenso tardío, y también quedó arrasada por esta descarga, pero sus agujeros se inundaron de lava que formaron las grandes llanuras.

En un estudio publicado en Nature, científicos de la Academia Nacional de Ciencias de China explican que el espectrómetro de luz visible e infrarroja muestra que la composición del terreno es diferente a la del regolito en los mares del satélite. "Podrían ser los primeros indicios claros del manto lunar que salieron a la superficie", dijo Bernard Foing, director del grupo para la Exploración Lunar de la Agencia Espacial Europea. No obstante, como apunta Patrick Pinet, del Instituto francés de Investigación de Astrofísica y Planetología, su composición, estructura y estratificación "siguen siendo inciertas y mal documentadas".

El equipo de Li observó diferencias entre los datos recién obtenidos y aquellos de los materiales típicos de la superficie lunar. De este modo, los minerales más densos, como el olivino, descendieron al manto lunar.

Los investigadores esperaban encontrar una gran cantidad de material de manto excavado en el suelo plano de la cuenca de Atkien, ya que su formación pudo deberse a un evento de impacto que penetró en la corteza hasta el interior de la Luna, sin embargo hallaron menos rastros de olivino, el componente principal del manto superior de la Tierra.