Sábado, 23 Enero, 2021


Pedía justicia por el hijo y está presa por matar al marido

Pedía justicia por el hijo y está presa por matar al marido Pedía justicia por el hijo y está presa por matar al marido
Orlondo Matamoros | Marcha 26, 2019, 04:27

Carlos estaba internado muy grave en el Hospital Interzonal General de Agudos.

La fiscal Florencia Salas imputó a Verónica González por "homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa" y, por lo urgencia del caso y la gravedad de los hechos, había resuelto aprehenderla inmediatamente. "Tenemos muchos indicios, muchas pautas que nos hacen nos indican como única sospechosa a la muerte de Bustamante", agregó la fiscal.

Carlos Bustamante y Verónica González son los padres del nene de 12 años que en noviembre de 2011 fue encontrado asesinado en ese mismo domicilio y tras un largo proceso nunca se pudo descubrir quién lo había matado. Detalló que fue agredido "con un elemento contuso, romo, que puede haber sido un palo o un fierro" y que "puede haber habido un cuchillo también porque hay cortes" en otras partes del cuerpo.

En declaraciones realizadas tras el ataque sufrido por el hombre, la fiscal señaló que no hubo "constatación de violencia en la casa, ni en la puerta ni en la ventana, y se sospechaba que era algo intrafamiliar".

Verónica González, su esposo Carlos y su hijo Gastón Bustamante.

Carlos era padre de Gastón Bustamante, el niño de 12 años que fue asesinado en la cama de su casa en Miramar.

Según develó la autopsia, la muerte se produjo a causa de traumatismos en la cabeza y de una hemorragia cerebral causados por el ataque que sufrió el viernes mientras dormía en la misma vivienda en la que su hijo Gastón, de 12 años, había muerto estrangulado en 2011 en circunstancias que jamás fueron esclarecidas. Tras una investigación que incluyó a su núcleo familiar y un posible robo, el homicidio sigue impune dado que no se pudo identificar a su atacante.

Similar a lo que sucedió con su padre, el niño fue atacado en su propia cama.

Por ese crimen fue detenido Julián Ramón, novio de la hermana del niño, pero en el caso se terminó dictando la falta de mérito.

El hombre habría permanecido por varias horas inconsciente en el dormitorio y en algún momento se trasladó hasta el living-comedor de la vivienda y ahí fue nuevamente golpeado con la intención de rematarlo, según se desprende de las pericias y de la investigación.