Miércoles, 23 Setiembre, 2020


Acusan a mexicano por asalto a embajada de Norcorea en España

Acusan a mexicano por asalto a embajada de Norcorea en España Acusan a mexicano por asalto a embajada de Norcorea en España
Orlondo Matamoros | Marcha 26, 2019, 22:09

El supuesto líder del asalto, según explica el juez, se presentó en la embajada a las 16.34 horas del 22 de febrero y pidió ver al encargado de negocios, al que ya conocía de una visita previa en la que se hizo pasar por empresario.

De la Mata detalla también todos los preparativos del asalto, como cuando Hong Chang compró en una tienda de Madrid material táctico y de combate consistente en 5 fundas de pistola de extracción rápida, 4 cuchillos de combate, 6 pistolas simuladas HK, 1 sobaquera, 4 gafas de tiro, 5 linternas tácticas o 5 grilletes de tipos diferentes.

El informe de la Audiencia Nacional arroja luz en un caso sobre el que las autoridades habían guardado mutismo hasta ahora, y que tiene como protagonista a Adrián Hong Chang, un mexicano de 35 años residente en Estados Unidos y que se escondió bajo otras dos identidades, una de ellas "Oswaldo Trump". Entre esos días otro de los acusados adquirió además varios desencofradores y más de una treintena de rollos de cinta.

El asalto se habría cometido "utilizando la fuerza, con armas de fuerza simuladas, machetes, barras de hierro y cuchillos", según detalla el magistrado en el auto. Antes de que los asaltantes consiguieran entrar en la misma, pudo saltar desde el primer piso - lo que le provocó lesiones- y escapar por una de las salidas. Un ciudadano la vio y avisó a los servicios sanitarios y a la policía.

Luego de eso llevaron al enargado de negocios al sótano, donde tres hombres que acompañaban a Hong afirmaron ser parte de una organización a favor de los Derechos Humanos en Corea del Norte, al que atacaron y le pidieron desertar, algo a lo que el funcionario se negó rotundamente.

Cuando éste les aseguró que no traicionaría a su país y no desertaría, fue de nuevo maniatado y le volvieron a cubrir la cabeza con una bolsa negra.

Los asaltantes, según el juez, retuvieron durante varias horas a las personas que se encontraban en el edificio diplomático y se apoderaron de un par de pendrives, dos ordenadores, dos discos duros (uno de ellos de almacenamiento de imágenes de seguridad) y un teléfono móvil.

También tomaron tres vehículos propiedad de la Embajada y huyeron a última hora de la tarde, tras dejar a "las personas que habían detenido inmovilizadas con bridas y grilletes". Los coches sustraídos fueron posteriormente localizados en tres lugares distantes de Madrid y de la localidad de Pozuelo de Alarcón, abiertos y con las llaves puestas. Finalmente fue un ciudadano con rasgos asiáticos que se identificó como Julio Hang el que recogió las pertenencias de Hong Chang. Una vez en Nueva York, el líder del grupo pagó el importe de las habitaciones de hotel que habían ocupado en Madrid cuatro de los supuestos asaltantes.

Adrian Hong Chang, de nacionalidad mexicana, "entró en contacto con el FBI de Estados Unidos" cinco días después del asalto "con el fin de facilitar información relativa al incidente en la Embajada", indicó la Audiencia Nacional, destacando que el individuo dijo haber actuado por su propia iniciativa y no mandado por nadie.

En ese encuentro manifestó que, bajo su propia voluntad, llevó a cabo el asalto junto a otras personas, "dando superficiales detalles" del hecho, tras el que todos se dividieron en cuatro grupos y se dirigieron a Portugal, por lo que estarían todos ya fuera de España.