Sábado, 28 Noviembre, 2020


Veintiséis personas multimillonarias ganan más que 3.800 millones de pobres

Jeff Bezos de Amazon Bill Gates de Microsoft Warren Buffett de Berkshire Hathaway y Mark Zuckerberg de Facebook están entre los más ricos del mundo Jeff Bezos de Amazon Bill Gates de Microsoft Warren Buffett de Berkshire Hathaway y Mark Zuckerberg de Facebook están entre los más ricos del mundo
Orlondo Matamoros | Enero 22, 2019, 17:47

Oxfam publica cada año su informe anual sobre las desigualdades en el mundo coincidiendo con el Foro Económico Mundial de Davos, que reúne a la élite política y económica de todo el planeta. En ese sentido, en algunos países, como Brasil o Reino Unido, el 10 por ciento de los más pobres paga impuestos más altos en proporción con sus ingresos que los más ricos.

Oxfam manifiesta que los Gobiernos deben ser garantes de que las empresas y grandes corporaciones del mundo paguen los respectivos impuestos y paliar así la desigualdad a la que son sometidos los pueblos más vulnerables del planeta.

De acuerdo con el reporte presentado aquí por Oxfam, confederación internacional formada por 17 organizaciones no gubernamentales nacionales, 26 multimillonarios poseen más dinero que las tres mil 800 millones de personas más pobres del planeta. Mientras los ultramillonarios -personas cuyos activos netos equivalen o superan los 40 millones de euros- aumentaron en un 4%, llegando a la cifra récord de 1.690 personas. "La inequidad entre ricos y pobres significa inequidad en salud y educación: la gente pobre tiene de lejos menos oportunidades en la educación y viven vidas mucho más cortas". Por ejemplo, si vives en un barrio rico de Barcelona tu esperanza de vida será de 11 años más que si tu casa está en un barrio pobre. "En Madrid, esta diferencia alcanzaría los 7 años", ha dicho Vera. "En España y en el mundo el sistema no solo no es capaz de reducir la pobreza, sino que ahora es más aguda", resalta Vera. Además, el sistema educativo es ahora más inequitativo que antes de la crisis. "De todas las personas que abandonan prematuramente sus estudios, una de cada dos pertenece al 20% de hogares con menos ingresos", prosigue. El 13% de las personas trabajadoras viven por debajo del umbral de la pobreza. El resultado es que "no consiguen sacar de la pobreza ni a una de cada cuatro personas frente a Dinamarca, Irlanda o Finlandia que lo logran con una de cada dos personas".

Mientras el año pasado eran 43 los milmillonarios en el mundo, este año la brecha aumenta reduciéndose a tan solo 26 personas las cuales poseen la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad. "Hay disparidad extrema entre ricos y pobres, lo cual socava la lucha contra la pobreza", ha afirmado Lara Contreras, responsable de contenidos e incidencia de la organización.

También se han reducido drásticamente los tipos impositivos aplicables a las grandes empresas y a las grandes fortunas.

Según el informe internacional, el sistema actual es "incapaz" de reducir la desigualdad y la pobreza, así como de mejorar la igualdad de oportunidades para que todas las personas puedan disfrutar de sus derechos.

"En 2015, tan solo cuatro centavos de cada dólar recaudado a través de impuestos correspondían a impuestos sobre la riqueza, como el impuesto sobre sucesiones o sobre la propiedad, ahora estos tipos de impuestos se han reducido o incluso eliminado en un gran número de países ricos y apenas se aplican en los países en desarrollo", abundó.

Si el 1.0% de los más ricos pagaran solo 0.5% más de impuestos sobre su riqueza, podría recaudarse más del dinero necesario para escolarizar a 262 millones de niñas y niños que actualmente no tienen acceso a la educación y proporcionar asistencia médica a 3.3 millones de personas, agregó. Y sentencia: "la desigualdad no es inevitable, es una opción política. El problema es solucionable", ha continuado. "Las niñas se retiran de la escuela primero cuando el dinero no está disponible para pagar las cuotas, y las mujeres acumulan horas de trabajo no remunerado cuidando a familiares enfermos cuando los sistemas de salud fallan", ha explicado Oxfam; además, "si todo el trabajo no remunerado de atención realizado por mujeres en todo el mundo fuese realizado por una sola empresa, tendría una facturación anual de 10 billones de dólares".