Domingo, 20 Setiembre, 2020


Reconocemos a la AN como única instancia legítima en Venezuela — EE UU

Reconocemos a la AN como única instancia legítima en Venezuela — EE UU Reconocemos a la AN como única instancia legítima en Venezuela — EE UU
Orlondo Matamoros | Enero 22, 2019, 23:35

"En nombre del presidente Donald Trump y todo el pueblo estadounidense permítanme expresar el apoyo resoluto de EE.UU. mientras ustedes, el pueblo venezolano, alza su voz en un llamado a la libertad", indicó Pence.

"Ya hemos advertido a los organizadores de la marcha opositora del día de mañana", comentó y dijo que el Gobierno de Nicolás Maduro ya conversó con el segundo vicepresidente del Parlamento, el opositor Stalin González -que ha sido el vocero antichavista que ha invitado a la manifestación- para comentarle acerca de estos planes.

Durante su mensaje afirmó que Maduro mantiene una dictadura, debido a que, a su juicio, nunca ha ganado la presidencia en una elección libre y justa, asegurando que la única manera que ha utilizado para mantenerse en el poder es mediante la coacción y "encarcelando a cualquiera que se atreva a oponerse".

La vicepresidenta Delcy Rodríguez se pronunció este martes en torno al mensaje emitido por el vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Pence declaró nuevamente el apoyo de Estados Unidos a Guaidó, con quien habló por teléfono a principios de este mes, y a la Asamblea Nacional, que él dirige, como "último vestigio de la democracia".

"Al alzar sus voces mañana (23 de enero), en nombre del pueblo estadounidense, les decimos al pueblo de Venezuela ¡Estamos con ustedes! Estamos con ustedes. Estamos con ustedes, y seguiremos con ustedes hasta que se restaure la democracia y recuperen su derecho a la Libertad", dijo Pence en Twitter, en un mensaje en video que incluye palabras en español.

La Asamblea Nacional -instalada en 2016 hasta 2021 e inválida según el Tribunal Supremo de Justicia, de línea oficialista- convocó el miércoles a protestar contra el gobierno de Maduro, quien asumió el pasado 10 de enero tras elecciones consideradas fraudulentas por la oposición y buena parte de la comunidad internacional. Calificó su asunción como una farsa y dejó en claro que Estados Unidos no reconocía el resultado de la elección.