Пятница, 22 Октября, 2021


Pese al debate lanzado por Macron vuelven los "chalecos amarillos"

Personas sordas se reinventan para sobrevivir a crisis en Nicaragua Personas sordas se reinventan para sobrevivir a crisis en Nicaragua
Orlondo Matamoros | Января 21, 2019, 20:30

"Esperamos una movilización al menos igual a la de la semana pasada", dijo a la AFP una fuente de la policía.

- Las protestas de los chalecos amarillos continuaron durante la décima semana en París este sábado, pese a que el Presidente francés, Emmanuel Macron, pedía un "gran debate nacional" con el fin de encontrar soluciones a la crisis.

En París, un cortejo de varios miles de manifestantes salió hacia el mediodía de la explanada del Palacio Nacional de los Inválidos, en pleno centro de la capital, en un ambiente festivo.

Michel, un ingeniero informático de 53 años tampoco tiene intenciones de participar en este debate en el que se tratarán las principales preocupaciones planteadas por los "chalecos amarillos".

"Varias decenas de manifestantes comenzaron también a congregarse por la mañana en la avenida de los Campos Elíseos al grito de "¡Macron dimisión!". "Hay un verdadero sufrimiento", denunció Sophie Tissier, una manifestante. Desde mediados de noviembre, 10 personas han muerto en accidentes de tránsito relacionados con las manifestaciones, la mayoría de ellos durante cortes de rutas, y 3.000 han resultado heridos (manifestantes y policías).

Por décimos sábado consecutivo los "chalecos amarillos" nuevamente se congregan en las calles de Francia, para inciciar una nueva jornada de protestas.

El grupo Désarmons-les, (Desarmemoslos) que milita contra la violencia policial, documentó 98 casos de heridas graves, entre ellasunas 17 personas que perdieron un ojo por tiros de balas de goma y cuatro que perdieron una mano al levantar granadas de la policía. El 15 de enero, Macron inició el "gran debate nacional" con una gira por Francia para escuchar las quejas de la gente; una iniciativa que los manifestantes ven como "inútil" y una "cortina de humo". Sin esta arma, la policía no tendría otra opción más que el "contacto físico" y habría "muchos más heridos", estimó.

En este sentido, este sería el segundo intento del mandatario por apagar las protestas, después de que suspendiera la tasa sobre los carburantes, cuestión que desató la ola de reclamos a mediados de diciembre y ahora lanzara un paquete para mejorar el poder adquisitivo valorado en unos 10.000 millones de euros. "Vengan cada uno con dos amigos", urgían los organizadores.

El ministerio del Interior contabilizó 84.000 manifestantes en todo el país, prácticamente la misma cifra que la semana pasada. Mujeres "chalecos amarillos" convocaron una manifestación en París, similar a un evento pacífico que organizaron el 6 de enero.