Суббота, 27 Ноября, 2021


FMI recorta dos décimas previsiones para Latinoamérica por México y Argentina

Pensiones FMI sugiere mayor ahorro Envejecientes. Economistas del Fondo Monetario recomiendan a los países alejar más la edad para el retiro
Orlondo Matamoros | Января 21, 2019, 19:07

"¿Eso significa que una recesión global está a la vuelta de la esquina?"

Los motivos que da este organismo internacional para determinar los riesgos a la baja del crecimiento mundial son, entre otros, la probabilidad de que se produzcan tensiones comerciales más allá de las existente.

La economía global crecerá este año un 3,5%, dos décimas por debajo de los previsto originalmente por los economistas del organismo internacional, un reflejo del deterioro en las expectativas sobre la salud de la bonanza global que despuntó tras la última crisis financiera global. Asimismo, esta actualización proyecta un crecimiento en la economía mundial 3,5% en 2019 y 3,6% en 2020.

El FMI ratificó este lunes que la economía argentina continuará en recesión durante 2019, por lo cual registraría una caída del 1,7%, para volver al crecimiento en 2020, con un 2,7%.

Según la estimación del FMI, el PBI argentino caerá 1,7 por ciento este año y crecerá 2,7 por ciento el próximo.

La revisión del WEO sólo incluyó cifras para México y Brasil, pero el Fondo presentará a fines de esta semana el detalle de sus pronósticos para todos los países de la región, incluida la Argentina.

El Fondo Monetario Internacional dio a conocer hoy su última actualización del informe sobre Perspectivas de la Economía Mundial.

En el caso de Reino Unido, las dudas sobre el futuro de su relación con la Unión Europea a partir del 29 de marzo, fecha en el que se ejecutará su salida de la Unión, llevan al FMI a mantener intacta su previsión por el momento -prevé un crecimiento del PIB británico del 1,5% para este año-.

El pronóstico de crecimiento global para 2019 y 2020 ya se había revisado a la baja en el último informe del Fondo, en parte debido a los efectos negativos de los aumentos de aranceles promulgados en los Estados Unidos y China a principios de año.

En el caso de Francia, el FMI ha recortado una décima su previsión para 2019, hasta el 1,5%, y mantiene la de 2020 en el 1,6%, mientras que para Italia ha revisado a la baja cuatro décimas su proyección para este año, hasta el 0,6%, manteniendo sin cambios el crecimiento del 0,9% anticipado en octubre para 2020. Sin embargo, advierte que "un recrudecimiento de las tensiones comerciales que vaya más allá de lo contemplado en el pronóstico sigue siendo una importante fuente de riesgo para las perspectivas".

Ante este escenario, el FMI considera que "la principal prioridad política compartida es que los países resuelvan de manera cooperativa y rápida sus desacuerdos comerciales y la incertidumbre política resultante, en lugar de elevar aún más las barreras dañinas y desestabilizar una economía global que ya se está desacelerando".

Pero aclaró que Argentina podría regresar al crecimiento en 2020.

"Las dificultades de producción en el sector del automóvil y una menor demanda exterior afectarán al crecimiento de Alemania en 2019", ha subrayado Gopinath.

La diferencia entre México y Brasil, países que han pasado por un cambio de Gobierno en los últimos meses, se corresponde con los diferentes ciclos económicos en los que se encontraban, según ha explicado el FMI.

Proyecta que la actividad en las economías de mercados emergentes y en desarrollo disminuya ligeramente a 4,5% en 2019 y que repunte a 4,9% en 2020.

Esta revisión a la baja del crecimiento en América Latina se debe a un recorte de las perspectivas del crecimiento para México en 2019 y 2020, atribuidas a una caída de la inversión privada, y al hecho de que la contracción en Venezuela va a ser peor de lo que se anticipaba.

No obstante, mientras que el país norteamericano venía de un ciclo económico de crecimiento "estable", el Ejecutivo del brasileño Jair Bolsonaro ha tomado las riendas de un país que "venía de una recesión y con un crecimiento modesto", motivo por el cual tiene más espacio para crecer.

En lo que respecta al país, el comunicado sostiene que "la economía de Argentina se contraerá en 2019 a medida que las políticas más restrictivas con las que se busca reducir los desequilibrios frenen la demanda interna, previéndose un retorno al crecimiento en 2020".