Miércoles, 03 Junio, 2020


Rusia anuncia muerte del "ministro de Guerra" de Daesh

Una unidad de las tropas kurdas que avanzan hacia Deir Ezzor Una unidad de las tropas kurdas que avanzan hacia Deir Ezzor
Orlondo Matamoros | Setiembre 09, 2017, 12:13

Khalimov habría fallecido por una herida.

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció el viernes la muerte de cuatro comandantes de campo del Estado Islámico (EI), entre ellos el "ministro de Guerra" Gulmurod Khalimov, en un bombardeo de la aviación rusa junto a la ciudad siria de Deir Ezzor, acción en la que fueron eliminados cerca de 40 yihadistas.

"Tras comprobar el dato y recoger información adicional, se enviaron desde la base de Hmeimim (en el noroeste sirio) dos aviones, un Su-34 y un Su-35, que realizaron un ataque de precisión con bombas antibúnker destruyendo un punto de mando subterráneo, un centro de comunicaciones y alrededor de 40 combatientes de Daesh", según un comunicado del Ministerio ruso de Defensa. "Se estableció que en la reunión se hallaba el ministro de guerra de la organización terrorista internacional Estado Islámico, Gulmurod Jalímov, quien murió a causa de una herida", agrega la nota.

Soldados sirios apoyados por un tanque esperan para atacar
Soldados sirios apoyados por un tanque esperan para atacar

Emisarios e influyentes militares de Daesh planeaban discutir la situación actual, así como adoptar medidas urgentes en el marco del rápido avance de las fuerzas del Ejército sirio en su ofensiva contra la ciudad, se lee en el texto.

Según Defensa, en el bombardeo murió también el "emir de Deir Ezzor", el yihadista saudí Abu Muhammad al-Shimali, considerado uno de los líderes clave del EI, "responsable de asuntos financieros y la transferencia de reclutas" al EI, y por cuya captura Estados Unidos ofreció en 2015 una recompensa de 5 millones de dólares. Según el Departamento de Estado de EE.UU., Jalímov, alias 'al-Tadzhiki' (el Tayiko), asistió a varios cursos de instrucción antiterrorista entre 2003 y 2014 realizados en territorio estadounidense.

La región de Deir Ezzor es el último baluarte sirio de Daesh que lleva más de tres años asediando la capital de la gobernación.