Miércoles, 08 Julio, 2020


OEA fracasa en alcanzar pronunciamiento sobre crisis en Venezuela

Frascuelo Febo | Junio 21, 2017, 05:36

Al inicio de la sesión, el canciller mexicano, Luis Videgaray, fue elegido "por aclamación", a propuesta de Jamaica, como presidente de la Asamblea General, durante la cual se espera que la crisis de Venezuela sea abordada por los cancilleres, entre ellos la venezolana Delcy Rodríguez.

La Asamblea General de la OEA fue inaugurada anoche por el presidente Enrique Peña Nieto, y tendrá lugar hasta mañana miércoles.

Voz de América - Redacción, Después de no alcanzar un acuerdo para ayudar a Venezuela a superar su estado de crisis, la 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, reunida en Cancún, México, se aboca el martes a una jornada que contará con discusiones sobre pobreza, desarrollo integral, seguridad cibernética y el liderazgo de las mujeres.

"Si ellos forman parte de la camada de perritos simpáticos para el imperio, Venezuela no, y no va a aceptar intromisiones indebidas".

Tras una sesión de cuatro horas y un receso de una hora, el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, propuso la continuación de la reunión "en una fecha por determinar" a través de la vía diplomática. "Le seguimos extendiendo la mano al pueblo y al gobierno de Venezuela en la búsqueda de una solución pacífica y democrática" a la crisis, dijo Fitzpatrick. Queremos llegar a una resolución que pueda generar un amplio número de votos a favor. "Hoy reunieron 20 votos", dijo a los periodistas el diputado William Dávila.

La OEA "está en mora con el pueblo venezolano", apuntó Florido, quien destacó que mientras se desarrollaba la sesión, en su país estaban siendo asesinados dos jóvenes.

Interrogado en rueda de prensa sobre la posibilidad de que el caso sea retomado por la Asamblea, Almagro pidió "paciencia" pues los objetivos en política internacional "a veces demoran, pero se van a cumplir".

En Venezuela, las protestas en las calles han dejado al menos 70 muertos y más de 1,300 heridos.

La declaración impulsada por un grupo de países, encabezado por México, pedía "reconsiderar" la convocatoria de la Asamblea Constituyente y "establecer un calendario electoral", pero no obtuvo los respaldos suficientes, como ya ocurrió el 31 de mayo pasado, cuando varias naciones caribeñas defendieron una posición más moderada del texto que señalaba que el gobierno de Maduro interviene en el Legislativo y pedía la liberación de "presos políticos".

Venezuela cuenta con firmes aliados, como Nicaragua y Bolivia.

Además, aseguró que Perú, Canadá, Estados Unidos, México y Panamá solicitaron el retiro de la mencionada Declaración.