Jueves, 28 May, 2020


Canciller venezolana acusa a Almagro de promover "una guerra civil"

Orlondo Matamoros | Junio 21, 2017, 05:32

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez Gómez, advirtió que cualquiera que fuese la resolución de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la situación en el país sudamericano, no será reconocida ni avalada.

El proyecto presentado por Guatemala, en su carácter de presidente de la Reunión de Consulta de Cancilleres de la OEA, la cual fusiona las dos propuestas presentadas el 31 de mayo, obtuvo el voto a favor de 20 delegaciones, ocho abstenciones, cinco en contra y una ausencia.

"El 27 de abril el presidente Maduro formalizó la denuncia a la carta de esta organización, Venezuela se retiró de la OEA, a cual no volveremos mientras seamos una Patria libre, independiente", aseveró.

El canciller enfatizó que la posición de México es clara, "extendemos la mano a los hermanos venezolanos, queremos ser parte de la solución, no parte del problema, pero reconocemos que lo que está pasando en Venezuela es algo extraordinariamente grave".

En las negociaciones aún no hay una propuesta final de resolución para la Asamblea, pero podría ser igual o similar a la que se votó ayer sin éxito.

En ese sentido, destacó que Venezuela convocó a una asamblea nacional constituyente para que mediante una elección universal directa y secreta se elija a los constituyentes que llevaran propuestas en materia de juventud, medio ambiente y contra la impunidad.

Algunos de los países a los que intentan convencer son Trinidad y Tobago, Granada, El Salvador y Haití, explicaron a Efe fuentes diplomáticas.

Por último aseguró que esperan de la reunión de cancilleres que "con garantía de países de toda la región se obligue al desarrollo de una agenda democrática en el país, para que todos los Gobiernos que participan tengan una postura firme ante la situación de Venezuela", añadió.

Falta por ver a qué tendrá que renunciar el grupo que lidera México para lograr aprobar un texto sobre Venezuela en la Asamblea.

En ese documento renunciaban, para lograr el apoyo de algunas naciones caribeñas, a incluir demandas claves para ellos como la liberación de los políticos presos o el cese del enjuiciamiento de civiles en tribunales militares.

"¿Cómo se puede ayudar a un pueblo imponiendo?", se preguntó hoy el canciller boliviano, tras acusar a un grupo de países, entre ellos México, Estados Unidos y Canadá, de negarles el acceso al debate.

"Confío que en esta Asamblea General lograremos resultados trascendentes en cada uno de estos temas desde un diálogo constructivo, respeto mutuo y colaboración estrecha", dijo el mandatario.