Jueves, 13 May, 2021


Puertorriqueños votan a favor de convertirse en un estado de EUA

Eduardo Anchondo | Junio 13, 2017, 00:05

Tras el cierre de las urnas, la anexión ganaba holgadamente con 457.959 sufragios (97,26%), según el reporte de la Comisión Estatal de Elecciones.

Pero la participación, con 86,75% papeletas escrutadas, era de 22,70%. El Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que en principio respaldo el plebiscito, optó por retirarse ante la inclusión, por exigencias del Departamento de Justicia de Estados Unidos, del actual estatus colonial, además de la anexión y la libre asociación/independencia.

Las declaraciones del titular de Asuntos Públicos de La Fortaleza surgen luego que esta tarde, Sean Spicer, secretario de Prensa de la Casa Blanca, dijera en su sesión informativa que "ahora que el Pueblo de Puerto Rico se ha expresado, es algo que el Congreso tiene que atender.se tiene que atender a través del Congreso".

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses pero no tienen derecho a elegir presidente ni legisladores federales.

Según el partido gobernante, la anexión o "estadidad" es la respuesta a la crisis financiera que padece la isla de 3,4 millones de habitantes.

Las elecciones fueron convocadas cuando "Puerto Rico se encuentra en el punto más crucial de su historia moderna, donde su modelo político-económico ha colapsado, la sociedad ha hecho crisis, el gobierno no puede auto-sostenerse y hemos visto con mucho dolor cómo los nuestros parten en busca de una mejor oportunidad de calidad de vida", según el senador Carmelo Ríos.

Puerto Rico lleva una década con su economía en caída. Washington supervisa sus finanzas, pero no muestra disposición a rescatar a Puerto Rico; entre otras cosas porque no es propiamente un estado de la Unión.

Puerto Rico está sometido a la cláusula territorial de la Constitución estadounidense que considera a la isla como territorio que pertenece a Estados Unidos, pero que no forma parte de él.Esto permite al Congreso de Estados Unidos determinar qué porciones de su Carta Magna se aplican a Puerto Rico.

Pero "la mitad de la población, o más, piensa que esto no ocurrirá porque el Congreso es reticente a entregar más dinero", explicó.

En el último referendo de 2012, la mayoría de los electores se dijo descontenta con el estatuto actual. Desde entonces no cambió nada y Rosselló quiere volver a intentarlo.