Jueves, 13 May, 2021


Theresa May insiste en formar gobierno, pero con una coalición frágil

Orlondo Matamoros | Junio 12, 2017, 22:59

Para permanecer en el poder, la mandatarianegoció rápidamente una coalición con el Partido Unionista Democrático (DUP, por sus siglas en inglés) de Irlanda del Norte, cuyos 10 parlamentarios le ofrecieron su respaldo para poder formar gobierno.

Horas después, desoyendo las voces opositoras y críticas a su gestión, la jefa del Ejecutivo británico confirmó en sus puestos a los principales ministros del gabinete, entre ellos al de Economía, Phillip Hammond. "No parece siquiera que este Gobierno tenga un programa".

Según han revelado medios británicos, diversos diputados habían amenazado a May con iniciar el proceso para apartarla del liderazgo este lunes si no aceptaba sacrificar durante el fin de semana a ambos asesores, en los que confiaba desde su etapa como ministra de Interior (2010-2016).

Asignadas ya las 650 bancas de la Cámara de los Comunes, los golpeados conservadores de May obtuvieron 318, ocho menos de los 326 necesarios para tener mayoría absoluta y 12 menos que los 330 que tenía el partido cuando a May se le ocurrió hacer rodar el dado electoral.

"Faltan nueve días para que empiece el diálogo sobre el 'brexit', hemos sufrido dos horribles incidentes de seguridad y abocar ahora al Partido Conservador a unas nuevas primarias sería muy poco inteligente", dijo a la BBC el exministro "tory" para Irlanda del Norte Owen Paterson.

El mismo Barwell, horas antes de ser recompensado con el puesto de jefe de personal, afirmó que existe en el partido la voluntad de apoyar a May y mantenerse a su lado.

Mientras tanto, el líder de la oposición de izquierda Jeremy Corbyn del Partido Laborista -que había sido anulado antes de la campaña como inaceptable, extremo e incompetente- vio sus calificaciones personales y las de su partido y sorprendió a los expertos ganando 31 escaños, De 261 diputados. La líder de los conservadores escoceses, Ruth Davidson, dijo que la idea de un nuevo referéndum en Escocia "está muerta".

Sin embargo, May insiste en formar su Gobierno y ha buscado el visto bueno de la reina del Reino Unido, Isabel II, con quien se reunió poco antes de comparecer ante los medios de comunicación. El nuevo aliado de los conservadores, el DUP, es un partido ultraconservador que se opone al aborto y al matrimonio entre homosexuales.

Las polémicas ideas que mantienen los norirlandeses llevaron hoy a cientos de personas a protestar en Londres contra un pacto entre el Partido Conservador y el DUP.

Los manifestantes avanzaron desde el Parlamento hasta Downing Street, donde se ubica la residencia oficial de May, con pancartas contrarias a ese posible acuerdo y favorables al laborista Jeremy Corbyn. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.