Domingo, 20 Junio, 2021


Nadal conquista su décimo Roland Garros

Orlondo Matamoros | Junio 12, 2017, 22:45

"El sentimiento que tengo es indescriptible. Es el torneo más importante de mi carrera", sentenció.

Luego de ser finalista en el Abierto de Australia de este año, la temporada sobre tierra batida ha sido la de la resurrección definitiva del mejor Nadal, quien sólo ha perdido un partido en este 2017 sobre esta superficie (cuartos de Roma ante Dominic Thiem) y ha ganado los títulos de Montecarlo, Barcelona y Madrid.

En presencia del rey Juan Carlos en el palco de autoridades, el tenista mallorquín consiguió su decimoquinto Grand Slam, con lo que supera al estadounidense Pete Sampras y se queda a tres del suizo Roger Federer.

Con sólo dos derrotas en las 13 ediciones del torneo, ante Soderling, en octavos de 2009, y contra Djokovic, en cuartos de 2015, Nadal había salido airoso de todas las finales disputadas.

"Eres un ejemplo. Lo que estás haciendo en el tenis y en el deporte es increíble", le dijo el suizo al español en la ceremonia de entrega de trofeos.

No se observó ningún vestigio de piedad, nunca lo hubo, Nadal pasó como un huracán ‘categoría 5' por encima de Wawrinka y archivó su victoria 16 en 19 enfrentamientos bilaterales ante el helvético, los cuales comenzaron en 2007. Siendo el objetivo es amordazar el juego de Wawrinka.

Roland Garros también se rindió a su hazaña, como los 15.000 espectadores de la Philippe Chatrier, que inclinaron su cabeza en señal de homenaje y batieron palmas a rabiar después de que las pantallas de la pista rememoraran las 10 bolas de partido del español como homenaje a su magna obra.

Durante su carrera, ostenta un récord de 79-2 en el Abierto de Francia y de 102-2 en encuentros a un máximo de cinco sets sobre canchas de polvo de ladrillo.

Wawrinka se desesperaba ante la exhibición de su rival.

Ayer, el tenista español se adjudicó el Roland Garros ante Stan Wawrinka por 6-2, 6-3 y 6-1. Y en toda su campaña este año resignó apenas 35 games, lo que lo ubicó como el segundo campeón de mejor registro después del sueco Björn Borg, quien se consagró en 1978 con apenas 32 juegos cedidos.