Miércoles, 03 Junio, 2020


Estados Unidos intentará hoy derribar un misil intercontinental

Orlondo Matamoros | Junio 10, 2017, 18:24

"Estos lanzamientos constituyen de nuevo una flagrante violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP)", afirma el texto de la Cancillería guatemalteca.

PYONGYANG, Corea del Norte.

Esta prueba inédita tendría como fin interceptar un proyectil de largo alcance.

Los medios de comunicación gubernamentales no han comentado el lanzamiento de esta madrugada, pero acusaron a Seúl y Washington de "agravar la situación" en la península coreana mediante la realización de ejercicios militares conjuntos y otros "actos imprudentes".

Agregaron que durante dos horas, los aviones volaron en el espacio aéreo del Mar de Japón, después de cinco horas del lanzamiento del misil norcoreano.

Vale recordar que, los insistentes ensayos armamentísticos de Corea del Norte han llevado a un aumento de la tensión en la región y a una escalada verbal con el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, que ha llegado a insinuar que estudia posibles ataques preventivos.

El presidente surcoreano Moon Jae-in fue ha señalado su interés en expandir los intercambios civiles con el Norte, pero no está claro si él será capaz de empujar en el corto plazo un mayor acercamiento, mientras que Pyongyang sigue con sus pruebas.

El reporte omitió detalles sobre el misil, el cual, aseguró, fue exhibido por primera vez el mes pasado, como parte del desfile militar anual de Corea del Norte para conmemorar el 105 aniversario del nacimiento del fundador de país Kim Il-Sung.

Según datos recogidos de la misión Missile Defense Advocacy Alliance, organismo que busca educar al público americano sobre temas de defensa de misiles, el Hwasong-6 mide 12 metros de altura, pesa 6 toneladas y tiene un rango de alcance de 300 a 700 kilómetros.

China, Estados Unidos, Japón, Rusia y las dos Coreas empezaron en 2003 una serie de negociaciones para la desnuclearización de la península coreana y como resultado del diálogo, Pyongyang congeló su programa nuclear y procedió a desmantelar el reactor de Yongbyon.