Jueves, 03 Diciembre, 2020


Opositores piden dimisión de la primer ministro británica Theresa May

Orlondo Matamoros | Junio 09, 2017, 14:17

De acuerdo a los últimos sondeos de opinión, lo más probable es que Theresa May y su partido, el conservador, gane este jueves las elecciones generales, pero sin lograr la mayoría.

Lo que empezó como unas elecciones sobre el Brexit y un plebiscito sobre Corbyn y su aptitud para medirse ante la Unión Europea, acabó siéndolo sobre la austeridad, los recortes, dos atentados y la capacidad de May de mejorar la vida de los más humildes y proteger al país de ataques.

El sistema parlamentario británico establece que si un partido gana 326 escaños en la Cámara de los Comunes, su líder se convierte en Primer ministro y puede formar un gobierno. Antes de la encuesta el valor de la divisa estaba en 1.2950 dólares, levemente más baja que al inicio del día. Plenty more to come tonight pic.twitter.com/c8KdJ1AraY " Ian Prior (@ianprior) June 8, 2017 TELEGRAPH 2AM: May's gamble backfires #tomorrowspaperstoday pic.twitter.com/vextSIRUlm " Neil Henderson (@hendopolis) June 9, 2017 El ex ministro de Finanzas conservador George Osborne dijo que "es totalmente catastrófico para los conservadores y para Theresa May".

May convocó el pasado 18 de abril a estos comicios anticipados —que deberían haberse realizado en 2020—, en busca de un mandato con una mayoría amplia para poder negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europea, conocido como "Brexit". Este atentado se produjo dos semanas después del de Manchester, en el que 22 personas murieron, muchas de ellas adolescentes.

La primera ministra May sonrió pero no habló con la prensa cuando acudió a votar junto con su esposo en la pequeña ciudad de Sonning, a orillas del Támesis en su distrito electoral de Maidenhead.

Por su parte, el socialista Jeremy Corbyn, del partido laborista, ha señalado junto con otros líderes políticos, que es hora de que May considere su renuncia al puesto ante el derrumbe de su partido.

"Estoy muy orgulloso de nuestra campaña", dijo.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los "tories" tenían 330 escaños, frente a los 229 del Laborismo.

"Los conservadores trastabillaron la semana pasada, pero han recuperado una clara ventaja en los últimos días", dijo Gideon Skinner, jefe de análisis político en Ipsos MORI. Estas boca de urnas se han equivocado en el pasado, en 2015 subestimaron nuestro voto. Como ninguno de los partidos británicos conquistó las 326 bancas necesarias para lograr la mayoría absoluta y formar gobierno, el Reino Unido vuelve entonces a una situación conocida como "parlamento dividido", por segunda vez en siete años.