Sábado, 19 Junio, 2021


James Comey dice la Casa Blanca mintió sobre el FBI

Frascuelo Febo | Junio 09, 2017, 10:08

En una de las comparencias más anticipadas y seguidas en la historia contemporánea de la política estadounidense, Comey respondió a los cuestionamientos de senadores republicanos y demócratas por poco más de 2 horas, en donde reveló que documentó sus encuentros con el presidente por temor a que éste mintiera después sobre el contenido de las charlas, y que incluso filtró esos memorándum a un amigo cercano que se los entregó a la prensa.

Trump hijo aprovechó en particular la afirmación de Comey que interpretó como "orden" cuando el presidente expresó la "esperanza" de que el FBI desistiera de investigar al ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Donald Trump hijo y su hermano Eric manejan los negocios del padre. Fueron sus primeras declaraciones desde su despido, que se produjo el 9 de mayo cuando encabezaba una investigación sobre la posible confabulación entre el equipo de campaña de Trump y Rusia.

El presidente "nunca le dijo al señor Comey 'necesito lealtad, espero lealtad' en forma o sustancia", dijo Kasowitz, negando una acusación clave hecha por el despedido director del FBI ante un panel del Senado el jueves.

Asimismo, Comey dijo que el presidente no le pidió directamente parar las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016, sobre los que indicó que no tiene "ninguna duda" de que el Kremlin estuvo detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata para perjudicar a su candidata presidencial, Hillary Clinton.

Comey detalló cómo el mandatario le invitó poco después de tomar posesión, en enero, a una cena en la Casa Blanca en la que parecía que iba a haber más asistentes y que acabó siendo sólo entre ellos, en la que el magnate le preguntó si deseaba seguir al frente del FBI.

En su argumento, el exdirector FBI dijo que Trump le había dicho repetidamente que estaba haciendo un "gran" trabajo.

Comey testificó bajo juramento ante el grupo de senadores y acusó al presidente Donald Trump de mentir y difamar tanto a su persona como a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) luego de que fuera despedido por sus investigaciones sobre la injerencia rusa en la pasada campaña presidencial.

Reconoció que Trump nunca le pidió cerrar toda la investigación sobre Rusia.

Comey "también admitió que no hay evidencia de que un solo voto haya cambiado como resultado de la interferencia rusa", dijo Marc Kasowitz, abogado personal de Trump. "Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante", se limitó a comentar el exdirector del FBI durante la audiencia.