Jueves, 03 Diciembre, 2020


Elecciones en Reino Unido: Partido de Theresa May saca leve ventaja

Orlondo Matamoros | Junio 09, 2017, 14:31

Theresa May "perdió escaños conservadores, perdió votos, perdió respaldo y perdió confianza. Yo dirá que es suficiente para marcharse", dijo Corbyn tras resultar reelecto en su circunscripción de Islington North, en el centro de Londres.

Como los conservadores han obtenido el mayor número de escaños, les corresponde a ellos tratar primero de formar Gobierno, pero, de no conseguirlo, May debería dimitir.

Los dos principales partidos británicos, el Conservador y el Laborista, concluyeron la campaña electoral ante la celebración mañana de unas elecciones generales en el Reino Unido, cuyo resultado, a juzgar por las encuestas, se presenta impredecible. Entre 16 periódicos diarios y dominicales de tirada nacional, once secundan a la actual primera ministra en funciones, dos piden un voto táctico y el resto respalda al candidato socialdemócrata.

La primera ministra Theresa May ha aparecido con cara ojerosa y compungida para aceptar su escaño por el distrito de Maidenhead, donde ha ganado de forma holgada.

No estaba obligada a convocar elecciones antes de 2020, pero lo hizo confiada en que arrollaría en las urnas, aniquilaría a la oposición y obtendría un cheque en blanco para negociar el Brexit.

Aunque en abril May llevaba una ventaja de 20 puntos, el líder laborista Jeremy Corbyn, ha logrado reducir la diferencia a 4 puntos: 42 por ciento frente a un 38 por ciento.

"Una falta de acuerdo es posible", reconoció a la AFP una fuente europea, que considera también probable un choque tras el inicio formal de las negociaciones del brexit, que los europeos esperan comenzar el 19 de junio, unos días después de los comicios británicos.

El líder del UKIP (Partido para la Independerncia del Reino Unido), al borde de la desaparición tras estas elecciones, llegó a poner en duda que el Rein Unido acabe saliendo de la UE.

Si se confirman los resultados, May habría sufrido un fuerte revés y su carrera estaría en peligro. "¡Nunca más un referéndum sobre nada!", exclamaba en la BBC.

Lo que empezó como unas elecciones sobre el Brexit y un plebiscito sobre Corbyn y su aptitud para medirse con la Unión Europea, acabó siéndolo sobre la austeridad, los recortes, los atentados y la capacidad de May de mejorar la vida de los más humildes y proteger al país de ataques.

Unos 47 millones de británicos están habilitados para elegir los 650 diputados de la Cámara de los Comunes.

A los 68 años, el líder laborista Jeremy Corbyn quedó a un paso de Downing Street habiendo hecho bandera toda su vida de un credo izquierdista que parecía obsoleto tras Tony Blair.