Jueves, 03 Diciembre, 2020


Diputada conservadora dice que May debe considerar su dimisión

Orlondo Matamoros | Junio 09, 2017, 14:16

El sondeo divulgado minutos después del cierre de los colegios otorga 314 escaños a los conservadores, por debajo de los 326 necesarios para la mayoría absoluta.

Este 8 de junio los británicos acudieron a las urnas para elegir a los miembros del Parlamento y al próximo primer ministro en las elecciones anticipadas convocadas por la actual jefa del gabinete, Theresa May. "En estos momentos, más que cualquier otra cosa este país necesita un período de estabilidad", dijo May, con un rostro sombrío, tras ganar su escaño en Maidenhead en el sudeste de Inglaterra. Los periódicos del Reino Unido han declarado sus preferencias en los últimos días y la inmensa mayoría apoya a May, frente a solo tres que se decantan por el laborista Jeremy Corbyn.

Theresa May "perdió escaños conservadores, perdió votos, perdió respaldo y perdió confianza".

May convocó estas elecciones poco después de activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las conversaciones de dos años sobre la retirada de un país comunitario.

Los partidos unionistas pro-británicos de Irlanda del Norte pueden ser la pieza clave a la hora de ayudar a los conservadores a formar un Gobierno de coalición.

Esto significa una disminución de una quincena de escaños en la Cámara de los Comunes para el Partido Conservador.

El inesperado avance de su rival laborista, Jeremy Corbyn, sugiere que los conservadores podrían reducir o incluso perder su mayoría, lo que desembocaría en un Parlamento "colgado" o bloqueado -sin ganador por mayoría absoluta- y obligaría a los pactos parlamentarios.

Con 364 de las 650 circunscripciones escrutadas, los conservadores suman 153 escaños, tres menos que en las últimas elecciones, mientras que los laboristas obtienen 165, 15 más que en las generales de 2015.

Por su parte, el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), contaría con 35 escaños, mientras que los Liberal Demócratas lograrían 12.

"Al parecer va a haber inestabilidad y para el gobierno británico será difícil negociar el Brexit con una posición firme", comentó Tony Travers de la London School of Economics (LSE).

La UE tiene su equipo listo para consolidar la exclusión de Gran Bretaña, pero esperaba que de las elecciones saliera un líder sólido, predecible y capaz de actuar con la comodidad que suponía contar con una mayoría parlamentaria.