Jueves, 28 May, 2020


Alerta máxima en el Reino Unido por posibles ataques

Eduardo Anchondo | May 27, 2017, 23:24

Según la cadena BBC y el diario The Telegraph, Salman Abedi nació en Manchester el 31 de diciembre de 1994 y era el segundo de cuatro hijos de una pareja de refugiados libios que fueron al Reino Unido escapando de la persecución por parte del gobierno del ex líder libio Muammar Kaddafi.

Añadió que el padre de Abedi solía realizar la llamada a la oración en la mezquita, y uno de sus hermanos fue voluntario en ese Centro Islámico.

Ariana Grande regresó a los Estados Unidos en un jet privado después de haber suspendido su gira europea por el atentado al finalizar su concierto en Mánchester. Existen informes no confirmados de que toda la familia, salvo los dos hermanos mayores, regresaron a Libia.

El ataque en el Manchester Arena ha llevado a la policía de Londres ha rediseñar su plan de seguridad para enfrentarse a la amenaza terrorista.

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto enfatizó que estos actos "aberrantes no deben minar la voluntad de las sociedades que son objeto de ataques de continuar con su vida en libertad y sin condicionantes vinculados a las consignas de los grupos violentos que aspiran a sembrar el terror".

Rudd confirmó en una entrevista con la BBC que Abedi estaba en el radar de los servicios de inteligencia y que había regresado recientemente al Reino Unido desde Libia.

La secretaria de Interior, Amber Rudd, dijo que el atacante Salman Abedi "probablemente" no actuó por su cuenta al matar a 22 personas y herir a más de personas en el ataque al concierto de Ariana Grande en Manchester el lunes.

Otras dos redadas han sido conducidas por la policía en viviendas del área, una de las cuales se efectuó empleando explosivos, según las autoridades.

Decenas de miles de personas participaron en una vigilia en Manchester. Esta mañana, los jugadores del Manchester United hicieron un minuto de silencio antes del comienzo del entrenamiento.

La cantante de 23 años se fundió en un largo abrazo con su novio, el rapero Mac Miller, tal como lo muestran unas fotografías que circulan en las redes.

"El odio no soluciona el odio", decía el cartel de una joven que asistió a la vigilia en Manchester.