Miércoles, 03 Junio, 2020


Detienen a noveno relacionado con ataque en Mánchester

Orlondo Matamoros | May 26, 2017, 17:31

La policía británica ha arrestado a cinco hombres en la operación para destapar la supuesta red que ayudó al terrorista suicida Salman Abedi a asesinar a 22 personas en Manchester. Vínculos con el EIA su vez, su colega francés, Gerard Collomb, afirmó que Abedi tenía vínculos probados con el Estado Islámico y es altamente probable que también hubiese realizado una visita a Siria.

La policía arrestó a otras tres personas, elevando a cuatro la cantidad de detenidos en relación con el ataque, y allanó un domicilio en el centro de Manchester el miércoles, en el marco de una investigación que el jefe de la fuerza de seguridad local, Ian Hopkins, dijo que avanzaba rápido.

Los allanamientos en Manchester han llevado al descubrimiento de objetos importantes para la investigación sobre el atentado en el concierto de Ariana Grande, informó el jueves el comandante de la policía británica.

Las nuevas detenciones se producen al día siguiente de que el gobierno activara el máximo nivel de alerta terrorista, amparándose en la sospecha de que el kamikaze del atentado tuvo cómplices que andan sueltos.

La policía anunció que había concluido el proceso de identificación de todas las víctimas y que ya se había puesto en contacto con todas las familias.

Abedi, que había estado en el radar de los servicios de inteligencia del Reino Unido, hizo detonar un artefacto casero, cargado de tuercas y tornillos como metralla, a las puertas del pabellón Manchester Arena. Los rostros e historias de los muertos aumentaban la consternación.

"Su padre quería que su hijo se quedara en Libia, pero Salman insistió en regresar a Manchester", expresó.

Las autoridades han hecho pública la identidad de catorce de los 22 muertos en el pabellón Manchester Arena, entre ellos varios menores de edad, aunque todas las víctimas han sido ya identificadas.

Este fue calificado por las autoridades británicas como "acto terrorista" perpetrado por un hombre identificado como Salman Abedi.

"Era alguien que los servicios de inteligencia conocían y estoy segura de que cuando esta investigación concluya sabremos más", dijo la ministra.

Abedi, un británico de 22 años de origen libio, también pudo haber viajado a Túnez desde Libia, según informaciones del Pentágono.