Viernes, 10 Abril, 2020


Policía de Manchester efectúa explosión controlada en un registro

Muertos y heridos en concierto de Ariana Grande Muertos y heridos en concierto de Ariana Grande
Alejandro Castrejon | May 25, 2017, 20:06

Aún con un gran shock por el atentando en la ciudad inglesa, que dejó al menos 22 muertos y 59 heridos, Grande volvió a su ciudad natal de Boca Ratón, en Florida, y se reencontró con su novio, el rapero Mac Miller.

En ese momento, los asistentes al concierto abandonaban el recinto con capacidad para 21.000 personas, después de finalizada la presentación de la cantante estadounidense.

Un día después del atentado se conoció que el hombre había vuelto a Reino Unido recientemente de un viaje al exterior. La investigación está centrada en determinar si contó con apoyo en el país, como parece sugerir la preparación del ataque.

Se confirma así lo que autoridades británicas, entre ellas la propia policía, venía perfilando desde el martes pasado.

El joven nació en Manchester en 1994, en vísperas de Año Nuevo.

El ataque en el Manchester Arena ha llevado a la policía de Londres ha rediseñar su plan de seguridad para enfrentarse a la amenaza terrorista.

Abedi comenzó sus estudios de negocios y gerencia en la Universidad de Salford, en Mánchester en 2014, pero una fuente dijo que abandonó después de dos años, sin obtener el título.

Ramadan Abedi dijo a The Associated Press por teléfono desde Trípoli: "No creemos en la matanza de inocentes". Según información que circula en los medios ingleses, es un experto informático que trabajó para el Manchester Islamic Center, el centro islámico de la mezquita de Didsbury, frecuentada por la familia Abedi.

"Nos aseguramos de que prediquen el verdadero Islam, el Islam moderno, que predica el amor el uno al otro, la paz y la armonía", aseguró Haffar.

Por su parte la ministra del Interior Amber Rudd dijo que su país protestó ante Estados Unidos por la filtración de datos sobre Salman Abedi, quien puede no haber actuado solo y era conocido "hasta cierto punto" por los servicios secretos.

Las autoridades valoran si Abedi, británico de 22 años y padres libios, pertenecía a una célula terrorista preparada para atacar de nuevo.

La primera ministra, Theresa May, sostuvo que otro hecho similar podría ser inminente, por lo que el nivel de alerta fue elevado a "crítico" por primera vez desde 2007.

Así lo corroboró, en un comunicado de prensa, el jefe del Departamento de Policía de Manchester, Ian Hopkins.