Sábado, 19 Octubre, 2019


Testigo: expresidente hondureño Lobo recibió sobornos

Testigo: expresidente hondureño Lobo recibió sobornos “Los Valle tenían un plan para matar al presidente Hernández”: Devis Rivera
Orlondo Matamoros | Octubre 12, 2019, 10:38

El diputado norteño pidió que se presenten las pruebas contundentes contra cualquier acto ilícito que habría cometido como se desprende del juicio al exdiputado Juan Antonio Hernández.

Rivera Maradiaga dijo que ya estaba trabajando con la DEA para ese entonces y nunca le pasó por la mente matar al presidente de mi país.

El cartel Valle Valle planificaba asesinar al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, porque éste los ignoraba pese a los sobornos que destinaron a su campaña, aseguró el viernes el excapo del cartel Los Cachiros en el juicio en Nueva York del hermano del mandatario por narcotráfico.

Rivera Maradiaga, empezó a colaborar con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos desde 2013 y se entregó a las autoridades en enero de 2015.

Según el exnarco, Ekónomo cumplió su palabra y lo llamó cuando estaba con el presidente Juan Orlando Hernández, pero le explicó que estaba puesto el altavoz y este no hablaría con él, sólo escucharía.

"Dije líder, más que eso, yo y mi hermano, Javier Rivera, te hemos estado apoyando para que seas presidente".

Indicó que el plan fue montado por los hermanos Valle Valle en el 2014, debido a que no les respondía las llamadas telefónicas después que habían ayudado a financiar su elección presidencial.

Posteriormente se reunió con Oscar Ramírez, abogado de Tony Hernández, a quien le entregó 50.000 dólares.

"También apoyamos a Fredy Nájera del Partido Liberal que nos apoyaba cuando aterrizaban nuestras avionetas en su propiedad, Midence Oquelí del partido Liberal, quien proporcionaba seguridad y limpieza en la zona, les dábamos un porcentaje de la venta de la droga" dijo Devis Leonel hoy en su presentación durante el juicio de Tony Hernàndez.

El narcotraficante contó que se había reunido con Tony Hernández en el restaurante Denny's de Tegucigalpa en febrero de 2014.

El testigo, que dijo haber ganado unos 50 millones de dólares con el narcotráfico, creó una empresa fantasma, Inrimar, que obtenía contratos con el Gobierno de Porfirio Lobo para construir carreteras y un zoológico y así blanquear dinero del narcotráfico.

De acuerdo con el exnarco, el día que conoció a Tony Hernández grabó la reunión como parte de su cooperación con la DEA, usando un reloj de muñequera que él mismo compró.