Sábado, 19 Octubre, 2019


Revelan grabación de empresa de Israel sobre corrupción en Pemex

Orlondo Matamoros | Octubre 12, 2019, 08:08

Wall Street Journal dio a conocer este viernes unas grabaciones del entonces subdirector de Pemex, José Carlos Pacheco, que exhiben los presuntos sobornos y la corrupción dentro de la petrolera.

En 2017, refiere, dos agentes de la firma de investigación israelí Black Cube fueron contratados por Oro Negro, firma que había dado servicios de perforación a Pemex, pero que estaba al borde de la bancarrota porque la petrolera le había suspendido contratos, supuestamente porque se había negado a pagar sobornos.

El pretexto del encuentro fue que estaban interesados en comprar a Oro Negro, pero que querían tener la certeza de que obtendrían los mejores términos contractuales por parte de Pemex, y para ello preguntaron si estaba dispuesto a recibir un soborno a cambio de ello. Y, preguntado si perdieron la empresa por no pagar sobornos, reviró: "No tenían dinero, esto es el principal problema".

Dicha demanda plantea que el gobierno mexicano se puso de acuerdo con la empresa rival Seamex para hundir su empresa y hacerse con sus plataformas.

La evidencia de la demanda de Oro Negro forma parte de una amplia investigación sobre la corrupción en Pemex por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Comisión de la Bolsa y Valores (SEC), según personas familiarizadas con el asunto.

Entre los investigadores destacan Charles Cain, quien dirige la unidad encargada de aplicar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (ley antisoborno); Eric Bustillo, director regional de la oficina de la SEC en Miami; así como Ernesto Palacios y Thierry Olivier Desmet, los agentes que condujeron la investigación sobre Braskem, una filial de Odebrecht.

Pemex no respondió a las solicitudes de comentarios sobre las afirmaciones de Oro Negro, sobre la evidencia producida en las grabaciones o detalles sobre otras investigaciones.

"Cualquier golpe financiero de los casos de corrupción estiraría aún más las finanzas de la compañía en un momento en que las firmas de calificación están considerando rebajar su deuda al estado basura, una medida que aumentaría los costos de los préstamos y aumentaría la tensión", destaca Robbie Whelan.