Sábado, 19 Octubre, 2019


Argentina rompe relaciones diplomáticas con el gobierno de Maduro

CompartirCompartí esta nota CompartirCompartí esta nota
Orlondo Matamoros | Octubre 12, 2019, 02:54

La Cancillería reconoció hoy formalmente a la abogada Elisa Trotta Gamus como embajadora de Venezuela ante el gobierno argentino, durante un acto en el que el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurié, recibió las cartas credenciales de la representante de Juan Guaidó, presidente "encargado" por disposición de la Asamblea Nacional (Parlamento) venezolano.

El hecho ocurrió en enero, y fue el resultado de conversaciones de algunos países de la región con Estados Unidos. Con la decisión de este viernes, el gobierno se diferencia por completo de la posición del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Asimismo, Fernández dijo que si gana la elección retirará a la Argentina del Grupo de Lima y se mantendrá "neutral".

La "neutralidad es complicidad", señaló Faurie esta semana en referencia a Fernández, quien enfrenta diferencias sobre el tema dentro de la propia alianza política que lo postula como presidente.

La Cancillería agregó que "el Gobierno argentino reconoce a Elisa Trotta como la legítima titular de la Representación de la República Bolivariana de Venezuela en nuestro país".

Se desconoce si la decisión de asumir a Trotta como plena representante de Venezuela podría influir en que el Gobierno les entregara el edificio de la sede de representación diplomática, ubicado en Palermo, según fuentes del Clarín.

"Nuestro deber es representar, ayudar y proteger a todos los venezolanos que viven en Argentina, ejerciendo las funciones que, legal y legítimamente corresponden a la representación diplomática designada por la Asamblea Nacional y el presidente Juan Guaidó", publicó la Embajada de Venezuela en la Argentina en su cuenta de Twitter, al mismo tiempo que destacó que los sucesos de este viernes "aumentan la presión" contra el régimen de Nicolás Maduro. Sin embargo, el trato diplomático será completo con Trotta y será ella quien deberá decidir, si monta una sede propia en otro edificio o reclama a los funcionarios maduristas que se retiren del edificio de la calle Luis María Campos.