Sábado, 19 Octubre, 2019


A tribunales manifestantes que violaron ley anti máscaras en Hong Kong

S VIDEO Oficial de la Policía china se convierte en estrella en la Red en medio de las protestas en Hong Kong El policía Lau Chak-kei durante una manifestación en Hong Kong China el 29 de septiembre
Orlondo Matamoros | Octubre 09, 2019, 15:56

El ejército chino podría intervenir en Hong Kong si la violencia en las manifestaciones prodemocracia se agrava, advirtió hoy la líder local Carrie Lam, pero reiteró que el gobierno aún espera resolver la crisis sin ayuda externa.

El caos volvió a apoderarse de la ciudad financiera cuando los más radicales optaron por vandalizar estaciones de metro, así como bancos y tiendas chinas, y por lanzar ladrillos y cócteles molotov contra la Policía.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi, rechazó este lunes la llamada "Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019", resolución aprobada en el Congreso estadounidense que apoya las protestas en la región especial china.

A su vez, la Policía de Hong Kong acusó de sedición a 26 participantes de las recientes protestas, el más joven de ellos tiene 13 años, según informó la cadena RTHK.

Una de las últimas medidas adoptadas por Lam invocando una ley de emergencia que data de la época colonial, la facultó para promulgar la prohibición del uso de máscaras durante las manifestaciones, a partir del sábado pasado, lo que ha generado nuevas muestras de furia por parte de los hongkoneses.

El número de manifestantes fue significativamente mayor que en la noche del sábado, según constató Efe, y esta vez se reunieron en torno a dos marchas; una partió de la zona comercial de Causeway Bay, en la isla de Hong Kong, y la otra en el distrito de Kowloon.

El domingo, la policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes y se produjeron altercados en varios barrios.

Lam recurrió a ella para prohibir el uso de máscaras en las marchas, que los manifestantes utilizan para esconder su identidad, pero también para protegerse de los gases lacrimógenos.

Con todo, Lam matizó que la utilización de esta ley no significa que se decrete el estado de emergencia.

"Esta ley no hace más que animar a la gente a desafiarla", declaró otro manifestante.

La medida fue aplaudida por Pekín, mientras que los manifestantes y la oposición vieron en ella indicios de una deriva autoritaria por parte del gobierno.

La ola de protestas empezó en junio contra un proyecto de ley que buscaba autorizar las extradiciones a China continental.

Un taxista recibió una paliza en el barrio de Sham Shui Po tras haber golpeado a dos manifestantes con su vehículo. El texto fue abandonado a principios de septiembre, pero los manifestantes, que entretanto aumentaron sus reclamos, siguieron adelante con la movilización.

Los peores enfrentamientos hasta ahora se produjeron el 1 de octubre, cuando la República Popular China festejaba el 70º aniversario de su fundación.

Agentes de policía dispararon pistolas en dos ocasiones la semana pasada cuando fueron atacados por manifestantes, hiriendo a dos adolescentes que fueron las primeras víctimas por armas de fuego de la policía desde el inicio de las protestas.