Вторник, 17 Сентября, 2019


Justicia de Escocia declara ilegal la suspensión del Parlamento de Johnson

El primero ministro británico Boris Johnson y el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en agosto El primero ministro británico Boris Johnson y el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk en agosto
Orlondo Matamoros | Сентября 13, 2019, 04:57

Los magistrados del Tribunal de Apelación de Escocia, presididos por Lord Carloway, se pronunciaron así sobre la demanda presentada por un grupo de más de 70 diputados británicos, que pidió que se estableciera la legalidad de clausurar la Cámara de los Comunes, que echó el cierre este martes y la previsión es que permanezca suspendida hasta el 14 de octubre.

Según los políticos de la oposición, el documento de la "Operación Yellowhammer", el nombre en clave del ejecutivo para los preparativos para el Brexit, muestra que el primer ministro, Boris Johnson, es imprudente al considerar abandonar el bloque sin un pacto que suavice las consecuencias.

Johnson justificó su decisión por la necesidad de presentar su programa de política nacional, una práctica habitual cuando hay cambio de gobierno.

En un resumen de sus conclusiones, los jueces dijeron que estaban unánimes en su creencia de que la decisión de Johnson de suspender el Parlamento durante cinco semanas fue ilegal y viola la constitución, ya que fue diseñada para sofocar el debate parlamentario y la acción sobre el Brexit. Pero la sentencia, primera victoria judicial de los opositores a la controvertida decisión, será inmediatamente recurrida por el gobierno de Johnson. "Prorrogar el Parlamento es la forma legal y necesaria de lograrlo".

Otros dos casos judiciales contra la decisión de Johnson están pendientes en Belfast y Londres.

Se estima que la apelación de la bancada conservadora del parlamento sea asumida por la Suprema Corte de Reino Unido el próximo martes 17 de septiembre de este año.

Pese al tono duro con el que accedió al gobierno, tras la renuncia de Theresa May, y su insistencia en que cumplirá con la fecha de salida del bloque económico cueste lo que cueste, el primer ministro británico aseguró ayer que finalmente logrará un acuerdo con la UE y cumplirá con el Brexit el 31 de octubre. "Estuve en Irlanda hablando con nuestros amigos irlandeses sobre cómo hacerlo. Debemos estar preparados para salir sin acuerdo", agregó.