Вторник, 17 Сентября, 2019


"Es inadmisible que en la Argentina haya hambre", expresó Alberto Fernández

Una nueva encuesta ubica a Alberto Fernández ampliando la diferencia y ganando por 20 puntos Alberto Fernández descartó una reforma constitucional - Noticias
Orlondo Matamoros | Сентября 11, 2019, 06:22

Y explicó: "Tenemos que ponernos de acuerdo entre todos los sectores para que, durante 180 días, podamos recomponer salarios sin que eso implique un aumento en la inflación".

Para el postulante presidencial, "cuando Cristina habla de un 'nuevo orden' es la idea de generar otros compromisos".

En cuanto a la Emergencia Alimentaria, proyecto que la oposición presentó este lunes y podría ser tratado el jueves, fernández sostuvo: "Nos enorgullece producir comida para 400 millones de personas pero no podemos resolver el hambre en la Argentina, es inadmisible que haya hambre".

"Si se produjera el triunfo de Alberto Fernández, él tiene un montón de gente que se puede desarrollar donde corresponda", afirmó el economista, tras las versiones que lo mencionaron como un posible funcionario de Alberto. "Ese es el contrato que tenemos que firmar entre todos".

Por su parte, el candidato a primer diputado del Frente de Todos, Sergio Massa, reveló que el presidente Macri lo "llamó" el domingo pasado para pedirle que su espacio "ayudara" en el actual "contexto de dificultad" económica, aunque calificó al mandatario de ser el "principal responsable" del "fracaso" de su gestión.

Fernández afirmó que aunque falta para el resultado electoral definitivo, se imagina recibiendo un gobierno con una economía "destruida" y con un "escenario internacional poco fácil".

Además, sumó como otro aspecto el "momento" de su realización, en referencia a que, dijo: "Es un debate con un presidente que quiere reelegir en una situación de mucha debilidad con una economía profundamente inestable, y que tiene contendientes de fuste como (Roberto) Lavagna y (José Luis) Espert". "No le encuentro el sentido, pero la ley nos obliga a ir", concluyó.

Alberto Fernández también aprovechó para destacar su visita a Madrid.

"La Justicia es un valor sagrado, es importantísimo que en una república la Justicia funcione", aseveró, pero advirtió que "en América Latina hay tres casos insoportables" de supuesta "persecución", y mencionó a Cristina Fernández de Kirchner, Lula da Silva (Brasil) y Rafael Correa (Ecuador).

Sobre el rol de la Justicia en su gobierno indicó que "no voy a hacer política en los tribunales" y reafirmó que para él Cristina Kirchner es una perserguida política.