Вторник, 17 Сентября, 2019


Congreso italiano avala al nuevo Gobierno de Giuseppe Conte

Conte pide Salvini moviliza a la ultraderecha contra el Gobierno de las poltronas de Conte
Orlondo Matamoros | Сентября 11, 2019, 05:21

Giuseppe Conte quiere un reset absoluto.

En un discurso de una hora y media, el jefe de gobierno, que mantuvo su puesto y lidera una nueva mayoría compuesta por el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema) y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), presentó un "amplio proyecto político" cuya puesta en marcha se extenderá durante una legislatura que durará hasta 2023. Hoy, a Conte le tocará superar otro voto de confianza, esta vez en el Senado. Este acuerdo es el que fija el límite del déficit de los Estados europeos al 3% del PIB y una deuda pública que no supere el 60% del PIB.

Abogó por el relanzamiento de la UE, incluida la modificación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, mejoras políticas y el reforzamiento de sus instrumentos y gobierno económico en pro del crecimiento, la innovación, sostenibilidad social y ambiental, cohesión interna y competitividad en el contexto de los retos globales.

"El gobierno trabajará en las Instituciones Europeas para realizar un plan de inversiones sostenible, para reformar la Unión Económica y Monetaria y la Unión Bancaria, en base al establecimiento de un presupuesto para la eurozona", ha dicho Conte en su discurso.

La promesa de Conte es cambiar los tonos de la política transalpina, dentro y fuera del país. Se quiere recuperar "con humildad, un método de conducta política” que "valorice la sobriedad y el rigor”, ha subrayado Conte".

"Queremos dejar atrás las declaraciones inútiles, belicosas y pomposas". Lo hizo al citar a la filósofa judía de origen alemán Hannah Arendt y a Giuseppe Saragat (1898-1988), un socialista moderado que fue presidente de la Asamblea Constituyente y que hizo de Italia una República después de la segunda guerra mundial. "Si alguien piensa en volver al negocio de la inmigración ilegal, sabremos cómo evitarlo, siempre de una manera democrática, pacífica y sonriente, como estamos acostumbrados a hacer", añadía Salvini.

El que hasta hace un mes parecía el dueño de Italia tiene ahora nuevos frentes abiertos. Uno de ellos, el exministro Roberto Maroni, lo ha criticado directamente.

Conte se refería claramente a la precedente coalición de gobierno, que unió al M5E y a la Liga (extrema derecha), de Matteo Salvini, marcada por las disputas y las polémicas diarias.

Los 133 votos en contra, contaron con el apoyo de Forza Italia (partido creado y dirido por Silvio Berlusconi) y el grupo ultraderechista, Hermanos de Italia; asimismo, cinco parlamentarios se abstuvieron. "¡Duce¡ ¡Duce!”, fueron algunos de los gritos que se escucharon, en homenaje al difunto dictador fascista Benito Mussolini (1883-1945), y destinados a ultrajar al nuevo Gobierno".