Lunes, 19 Agosto, 2019


El peso argentino se devalúa por segundo día consecutivo

Macri reconoció su derrota Macri reconoció su derrota
Frascuelo Febo | Agosto 13, 2019, 23:18

Los mercados financieros argentinos se derrumbaban tras la victoria que logró el candidato de centroizquierda, Alberto Fernández, sobre el presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias del domingo.

Según datos del estatal Banco Nación, el precio de la divisa estadounidense comenzó el día escalando posiciones y subía un 32 % con respecto al cierre del viernes (61 pesos por dólar frente a 46,20 de finales de la pasada semana), por lo que el peso se devaluaba un 24 %. A la vez, el riesgo de impago del país se recrudece en un momento en el que sobrepasaba el 74%. En la misma línea negativa, los precios de los seguros contra impago de deuda (CDS) de las emisiones de deuda a cinco años del país latino, marcaban un 74,27% de probabilidad de impago.

Por su parte, la Bolsa de Buenos Aires vive un lunes negro con una caída superior al 30% del índice Merval, el selectivo del mercado bursátil argentino, con los títulos de Edenor cediendo un 44%, mientras que las acciones de Central Puerto y Grupo Financiero Galicia se dejaban más de un 41%. En su primera subasta de letras Leliq tras el resultado de las primarias y en medio de las sacudidas de los mercados, el Banco Central de Argentina adjudicó 13.990 millones de pesos (276 millones de euros) con una tasa de referencia promedio del 74,035% desde el 63,778% del pasado viernes. La intención del Banco de Argentina con estas subastas para inversores institucionales es sacar pesos del mercado.

La recesión de Argentina ha cumplido ya un año y en el primer trimestre de 2019 su economía se ha contraído un 0,2% con una tasa de inflación en junio del 55.8%.

Con una participación total del 75.78 % del electorado, los ciudadanos -independientemente de si están o no afiliados a un partido- determinaron en las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, conocidas como PASO, cuáles de las diez fórmulas presidenciales presentadas por las coaliciones políticas quedaban habilitadas para las generales.