Martes, 15 Octubre, 2019


Magnate inculpado de tráfico sexual de menores intentó comprar testigos

Jeffrey Epstein multimillonario estadounidense Abogado pide fianza para millonario Epstein a la espera de juicio por tráfico sexual REUTERS Stringer
Orlondo Matamoros | Julio 14, 2019, 15:33

Los pagos se hicieron a dos individuos que potencialmente podrían declarar contra Epstein en el juicio, dijeron los fiscales en el expediente judicial, que argumentaba en contra de otorgar la fianza de Epstein. Sus abogados buscaban el pedido de libertad bajo fianza, pero el fiscal Geoffrey Berman pide que Epstein permanezca en prisión mientras es juzgado, ya que la sentencia que enfrenta "a su edad equivale a una cadena perpetua, por lo cual tendría razones para huir" del país.

La mansión de Upper East Side, valorada en 77 millones de dólares, es la misma donde el lunes pasado las autoridades incautaron fotografías de jóvenes desnudas.

Además el fiscal adjunto Alex Rossmiller declaró que existe un alto riesgo de fuga porque Epstein tiene medios ilimitados para escapar al tener propiedades de lujo en todo el mundo y una isla en el Caribe. Las invitaba a sus mansiones, las persuadía para que le hicieran masajes que iban tornándose cada vez más sexuales, y "luego pagaba a las víctimas cientos de dólares en efectivo", él mismo o sus empleados. "Epstein era muy consciente de que muchas de sus víctimas eran menores y como es de esperarse, algunas de las chicas que Epstein presuntamente victimizó eran particularmente vulnerables a la explotación", dijo Berman a los periodistas.

Epstein envió el dinero a los posibles testigos a finales de noviembre y principios de diciembre del 2018, poco después que The Miami Herald publicó un reporte acerca de un acuerdo secreto que hizo con las autoridades de Florida para evitar ser procesado federalmente, según reveló la Fiscalía.

- Epstein, entre cuyos amigos figuran Trump, Bill Clinton o el príncipe Andrés, ya había sido declarado culpable de crímenes similares hace 10 años en Florida. Fue imputado por la creación y mantenimiento de una red que le permitía abusar y explotar sexualmente en sus residencias de decenas de niñas que tenían apenas 14 años. La demanda fue desestimada por motivos técnicos.