Martes, 15 Octubre, 2019


Al menos 26 muertos en un ataque islamista contra un hotel — Somalia

Mueren al menos diez personas en un atentado en Somalia Imagen de archivo de la ciudad portuaria Kismayu donde sucedio el ataque terrorista
Orlondo Matamoros | Julio 14, 2019, 02:55

Entre los muertos figuran extranjeros: tres kenianos, un canadiense, un británico, dos estadounidenses y tres tanzanos.

El ataque comenzó el viernes por la tarde, cuando un coche bomba estalló en la entrada de la Medina, un hotel muy concurrido del centro de Kismayo, según fuentes de seguridad.

Los shebab, que reivindicaron el asalto, utilizaron las mismas técnicas que en Mogadiscio, la capital.

El responsable de seguridad del establecimiento, Abdi Dhuhul, ha confirmado que entre los fallecidos hay un exministro del Gobierno local y un miembro del Parlamento somalí y estima que el número de víctimas podría aumentar, porque el ataque aún no ha terminado.

"Las fuerzas de seguridad tienen ahora el control [del hotel], el último terrorista murió a manos de las fuerzas de seguridad", declaró a la AFP Abdiweli Mohamed, un responsable local de la seguridad.

Según testigos, el hotel quedó destruido por la explosión y las balas.

Testigos citados por AFP afirman que "hay caos en el interior" y que varias personas que estaban en otros edificios cercanos huyen de la zona.

Según varias fuentes locales, en el hotel se hospedaban sobre todo empresarios y políticos que se encontraban en la ciudad para la preparación de las elecciones presidenciales en la región semiautónoma de Jubaland, previstas a finales de agosto.

Uno de los candidatos a estos comicios murió en el ataque, según las autoridades locales.

La Amisom denunció a los shebab como un grupo con intenciones "criminales, mortíferas y destructivas", que no puede pretender luchar para la "buena administración" del país.

"En nombre del Sindicato de Periodistas Somalíes (SJS) y la fraternidad de los medios de comunicación somalíes, enviamos nuestras más sinceras condolencias a las familias, colegas y amigos que han sufrido la pérdida de los periodistas Hodan Naleyeh y Mohamed Omar Sahal", aseguró en un comunicado Abdalle Ahmed Mumin, secretario general de este sindicato.

"Este es otro día negro para los periodistas somalíes", lamentó Munin.

También murieron la conocida presentadora de televisión somalí-canadiense Hodan Nalayeh, quien había regresado recientemente a Somalia para informar sobre historias positivas de su país, así como su marido, Farid Jama Suleiman.

La región de Jubaland y Kismayo fueron durante cuatro años a partir de 2008 uno de los principales bastiones de los shebab, que se beneficiaban de los ingresos del puerto.