Пятница, 19 Июля, 2019


Exige Irán a Gran Bretaña devolver buque petrolero

El buque petrolero ’The British Heritage’ salía del golfo Pérsico hacia el Estrecho de Ormuz El buque petrolero ’The British Heritage’ salía del golfo Pérsico hacia el Estrecho de Ormuz CENGIZ TOKGOZ
Orlondo Matamoros | Июля 13, 2019, 23:35

En Teherán, el Gobierno iraní exigió a Londres devolver el petrolero que confiscó en Gibraltar, acusando al Reino Unido de incurrir en "un juego peligroso".

El Ministerio de Exteriores de Irán elevó una protesta ante el embajador del Reino Unido en Teherán, mientras que el portavoz diplomático iraní, Abás Musaví, declaró que Teherán considera improcedente la captura del petrolero por sanciones no basadas en resoluciones de la ONU.

En ese contexto, Irán advierte de que podría llevar a cabo medidas recíprocas en caso de que Reino Unido no ceda a la presión.

Londres denunció el miércoles por la noche que dos buques iraníes intentaron bloquear un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.

A principios del día, la policía de Gibraltar arrestó a otros dos tripulantes indios del Grace 1, un día después de arrestar al capitán y al oficial indio del petrolero.

Según informó este viernes el jefe del gobierno de Gibraltar, Fabian Picardo, el buque contenía 2,1 millones de barriles de crudo, su capacidad de carga máxima. Las autoridades del peñón sospechan que el crudo se transportaba hacia Siria, en violación de las sanciones europeas contra el régimen de Bashar al Asad. Desde el peñon han dicho que la detención del barco fue decisión de ellos, que no fue de Reino Unido.

Hunt calificó de "constructiva" la conversación telefónica con su homólogo, quien le prometió que su país no haría nada para escalar la tensión.

"Esta es una excusa muy infantil y ridícula de los británicos", prosiguió, en entrevista con el canal de noticias libanés y pro iraní Al Mayadeen.

Hecho que Estados Unidos senaló como responsable a Irán.

El descenso se ha acelerado tras la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos en noviembre del año pasado y, sobre todo, después de que el pasado mayo expirara la moratoria de seis meses que Washington dio a ocho países para que pudieran seguir comprando petróleo iraní, entre ellos China, Turquía e India, tres de sus principales clientes.

La Fuerza Naval de los Guardianes de la Revolución de Irán negó haber intentado impedir el paso del petrolero en el estrecho.

El "HMS Montrose", que llegó a su rescate, debió "lanzar advertencias verbales' a los barcos iraníes para que se retiren".