Jueves, 22 Agosto, 2019


Uber entrega alimentos con drones y lanza vehículo autónomo

Uber entrega alimentos con drones y lanza vehículo autónomo Uber entrega alimentos con drones y lanza vehículo autónomo
Orlondo Matamoros | Junio 14, 2019, 04:56

Imagen publicitaria sin fecha proporcionada por Volvo Cars muestra la camioneta SUV XC90 de Volvo.

Tras haber anunciado que en 2023 los taxis voladores serán una realidad, en la segunda jornada de su conferencia anual Uber brindó más anuncios de sus proyectos futuristas, que incluyen el delivery de comida con drones en grandes ciudades, un nuevo modelo de monopatines eléctricos y un flamante modelo de la automotriz Volvo que no necesita conductor.

En una primera etapa, los drones no realizarán entregas directamente a los clientes, sino en un punto de recolección seguro para que un repartidor de Uber EATS finalice la entrega posteriormente.

La unidad de la compañía especializada en entrega de comida, Uber Eats, informó el miércoles que comenzó las pruebas de drones con la cadena McDonald's en San Diego y planea expandirse a otros restaurantes a finales de este año.

Aunque parece cosa de ciencia ficción, Uber Eats ha ofrecido entregar pedidos de McDonald's usando drones.

Uber comenzará a probar un sistema de entrega de comida con drones y presentó un prototipo de vehículo autónomo, entre otras novedades anunciadas esta semana en Uber Elevate Summit.

El servicio es impulsado por Elevate Cloud Systems, un nuevo y exclusivo sistema de administración del espacio aéreo que monitorea y guía todos los vuelos de drones para el despegue, vuelo y aterrizaje independientes.

Uber presentó la nueva generación de auto autónomo desarrollado con Volvo, que es el primero de producción "capaz de conducirse totalmente por sí mismo".

Como base se ha utilizado un XC90 equipado con importantes funciones de seguridad que han permitido a Uber instalar fácilmente su propio sistema de conducción autónoma.

Si alguno de los sistemas primarios fallase por cualquier motivo, los sistemas de respaldo entrarían en acción y detendrían el vehículo inmediatamente.

La compañía aseguró que varios sensores permitirán que el sistema de autoconducción de Uber funcione y maniobre con seguridad en áreas urbanas.

Ambas compañías se aliaron para acoplar tecnología autónoma a un Volvo XC90 que no requiere la intervención de un conductor para movilizarse. Desde entonces, han creado varios prototipos destinados a acelerar el desarrollo de los vehículos de conducción autónoma de las dos empresas.