Lunes, 19 Agosto, 2019


Ministerio Público de Brasil investigará comunicaciones entre Moro y fiscales

Ministerio Público de Brasil investigará comunicaciones entre Moro y fiscales Ministerio Público de Brasil investigará comunicaciones entre Moro y fiscales
Orlondo Matamoros | Junio 12, 2019, 12:27

Pero, ¿por qué es relevante que tanto Moro como Dallagnol hayan coordinado partes de la investigación?

The Intercept, el medio digital que publicó las conversaciones entre el ex juez Sergio Moro y los fiscales del caso Lava Jato, que pusieron en duda la imparcialidad del proceso que terminó con el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva en prisión, aseguró que la gente "vio el 1% del material" disponible sobre el caso.

En un evento en Brasilia, Moro argumentó el lunes que los mensajes publicados hasta el momento no muestran una conducta inapropiada de su parte, y el equipo de fiscales federales dijo ha actuado adecuadamente durante los cinco años de la investigación "Lava Jato", que ha revelado el pago de sobornos a políticos por miles de millones de dólares.

El exlíder sindical siempre cuestionó la imparcialidad de Moro, pero su posición ganó fuerza después de las revelaciones hechas el domingo por el portal The Intercept Brasil sobre mensajes entre los fiscales de Lava Jato y entre estos y Moro, con la aparente intención de perjudicarlo políticamente e impedir el retorno de la izquierda al poder. Todo esto, para juzgar el caso él mismo más tarde. El ministro Moro propuso este año, dentro de un paquete de leyes presentado al Congreso que busca reducir la violencia y el delito en el país, que se asegure la ejecución provisoria de condenas penales tras juicios en segunda instancia.

¿Qué dicen las conversaciones filtradas exactamente?

Lula cumple una condena desde abril de 2018 después de que la justicia diera por comprobado que el antiguo líder sindical recibió un apartamento en la ciudad costera de Guarujá a cambio de favorecer a la constructora OAS en contratos en la petrolera estatal Petrobras.

Inmediatamente, el ahora ministro titular de la cartera de Justicia emitió primero una serie de tweets y luego un comunicado oficial desmintiendo las acusaciones de The Intercept, que fue fundado por el periodista Alan Greenwald, mundialmente conocido por ser el que se encargó de publicar las filtraciones del mega espionaje que llevó adelante la NSA y que incluyó a líderes del Mundo.

Además, el reportaje revela que los fiscales discutieron cómo impedir una entrevista que Lula había accedido a conceder al diario Folha de Sao Paulo desde prisión, debido a que podía beneficiar al Partido de los Trabajadores (PT) y su delfín, el candidato Fernando Haddad, en las pasadas elecciones.

Asimismo, los manifestantes exigieron al Ministerio Público Federal iniciar una investigación sobre las ilegalidades cometidas por los fiscales del Lava Jato, entre ellos el jefe del caso Deltan Dallagnol.

Sin embargo rechazó que esto cuestione su verticalidad en las pesquisas y procesos judiciales.

También lamentó "la falta de identificación de la fuente responsable por la invasión criminal de los celulares de los procuradores, así como la postura del sitio, que no entró en contacto antes de la publicación, contrariando una regla básica del periodismo".