Miércoles, 22 May, 2019


Mataron a una embarazada y le sacaron el bebé cortándole el vientre

Las publicaciones de Figueroa en Facebook Las publicaciones de Figueroa en Facebook
Orlondo Matamoros | May 18, 2019, 04:00

Sin embargo, de acuerdo con información recolectada por la policía, la mujer se habría desviado para encontrarse con una mujer que le ofreció ropa para su bebé.

Una mujer de Chicago que vendió ropa de bebé a una mujer embarazada y la atrajo a su casa con la oferta de más prendas, fue acusada de asesinato después de que supuestamente estranguló a la mujer y le cortó el vientre para extraerle al bebé, informó el jueves la policía.

El cuerpo de la joven estaba en un bote de basura en el patio trasero.

Ese mismo día, otra mujer (Clarisa Figueroa) llamó a los servicios de emergencia diciendo que acababa de dar a luz en su casa pero que enfrentaba problemas de postparto.

Los sospechosos le arrancaron al bebé del vientre y dijeron que era de ellos.

La falsa madre incluso abrió una cuenta de donaciones a internet para pagar los gastos del posible entierro del bebé.

Acorde a lo informado por la policía de Chicago, la adolescente confesó que ella con su madre cometieron el asesinato, afirmando que estrangularon a la joven con un cable coaxial, el cual justamente estaba en el basurero a un costado del cuerpo de la víctima. El bebé ha sido hallado en un hospital en estado crítico. El incidente ocurría en en el suburbio de Scottsdale, la misma zona en la que fue vista por última vez Marlen Ochoa y en donde unos días antes ubicaron también el auto de la joven embarazada.

Fue en ese mismo grupo donde finalmente contactó a Marlen el pasado 22 de abril, cuando ella hizo una publicación pidiendo apoyo para obtener una carriola doble, explicando que tenía poco dinero y necesitaba este articulo para su hijo de 2 años y para su bebé próximo a nacer. "Ella no les hizo nada", dijo Yiovanni López, su esposo a WLS.

Clarisa Figueroa, de 46 años de edad, y su hija Desiree (24) fueron detenidas, siendo acusadas de ser las autoras del brutal crimen.

Algunos vecinos contaron a los medios que habían visto a una persona que coincidía con la descripción de Marlen Ochoa cerca de esa casa.

El pequeño fue internado en un hospital junto con la señora que aseguró ser la madre.

Las autoridades pidieron los registros dentales de Ochoa-López a su familia para identificar su cuerpo y también hicieron coincidir el ADN del bebé con el del padre, dijo el pastor.

Aunque las autoridades hasta el momento desconocen las motivaciones de las asesinas y barajan la hipótesis de que Clarisa Figueroa, quien perdió a un hijo en 2017, pretendía criar al recién nacido.