Domingo, 21 Abril, 2019


Joven fue degollada por su expareja: Antes la policía la habría multado por "hacerles perder el tiempo" con denuncias

Orlondo Matamoros | Abril 15, 2019, 04:51

Shana Grice, una joven de 19 años, murió degollada en 2016 a manos de su expareja, Michael Lane.

La mujer habría pedido protección ya que Lane habría puesto hasta un rastreador en su auto para poder seguirla y controlarla.

Sin embargo, las autoridades le impusieron a la mujer una multa de 90 libras -cerca de 77 mil pesos chilenos- por "hacerles perder su tiempo".

Un mes más tarde, la asesinó cortándole la garganta después de enterarse de que estaba en una nueva relación, e incendió su habitación en un intento de quemar su cuerpo.

El hombre de 27 años fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su ex pareja en marzo de 2017.

En la sentencia, el juez Nicholas Green criticó a la policía de Sussex por haberse puesto del lado del acosador al sacar conclusiones y estereotipar a Grice. Por su parte, los oficiales que ignoraron las advertencias de Shana, enfrentarán medidas disciplinarias.

"Nuestra hija informó sobre sus preocupaciones a la policía y, en lugar de ser protegida, la trataron como a una delincuente. Pagó con su vida la falta de capacitación, atención y mala actitud de la policía", dijeron sus padres a la BBC.