Domingo, 21 Abril, 2019


Gran Telescopio Milimétrico de Puebla contribuyó a foto de agujero negro

Ocho científicos mexicanos participaron en la obtención de la primera imagen de un agujero negro Un reloj atómico y mucho frío, la historia de la foto del hoyo negro
Eloisa Felix | Abril 15, 2019, 05:20

Fue gracias al uso de diversos métodos de calibración y obtención de imágenes, que se pudo lograr la sincronización ideal para generar la imagen que ya ha dado la vuelta al mundo y aunque se trata solo de la sombra de un agujero negro, esto da cabida al estudio de la estructura del universo desde su origen. Los agujeros negros se encuentran en el centro de muchas galaxias y son llamados Núcleos Galácticos Activos.

Sobre el proyecto, abundó que se inició en abril de 2017 cuando los ocho telescopios apuntaron de manera simultánea en dirección a un agujero negro supermasivo conocido como M87 y que se ubica a 55 millones de años luz.

Es un telescopio virtualmente del tamaño de la Tierra, con una potencia 2 mil veces mayor que la del telescopio espacial Hubble de la NASA.

Los agujeros negros supermasivos son objetos astronómicos relativamente pequeños y por ello imposibles de observar directamente, hasta ahora. Estos objetos afectan de maneras extremas su entorno, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material a su alrededor.

"Estamos dando a la humanidad, la primera visión de un agujero negro -una puerta de un solo sentido fuera de nuestro universo”, Sheperd S. Doeleman director del proyecto EHT, Center for Astrophysics / Harvard and Smithsonian".

"Esta sombra, ocasionada por la flexión gravitacional y la captura de luz por el horizonte de eventos, nos revela mucho acerca de la naturaleza de estos objetos fascinantes y nos permite medir la enorme masa del agujero negro de M87".

El director del INAOE, señaló que buscan avanzar en el tema de fibra óptica, la cual llega al Gran Telescopio Milimétrico "Alfonso Serrano".

Desde Puebla, GTM capta imágenes de un agujero negro from Poblanerías en línea on Vimeo.

Detalló que la para preparar la observación se implementó toda una instrumentación para obtener datos y transformarlos en imagen.

"El GTM es un telescopio poblano, debemos sentirnos orgullosos porque es el más grande del mundo".

El 22 de noviembre de 2006, los gobiernos federal y estatal inauguraron el telescopio milimétrico ubicado en el municipio de Atzitzintla, en el Volcán Sierra Negra, entre los límites de Puebla y Veracruz.

Laurent Loinard, del instituto de Radiostronomía y Astrofísica de la UNAM adelantó que la próxima meta a mediano y largo plazo es "presentar la primera película de un agujero negro". Este ejemplo de trabajo en equipo a nivel global requirió la estrecha colaboración de investigadores en todo el mundo. Trece instituciones asociadas trabajaron juntas para crear el EHT, utilizando infraestructura existente y el apoyo de una gran cantidad de agencias.

Las ubicaciones exactas de estos grandes telescopios que reprodujeron una parte de la fotografía para después conjuntarse en una misma, son la Sierra Nevada de España, el Desierto de Atacama en Chile, volcanes de Hawái y México, además de la montaña en Arizona y uno más en Antártica.

Para realizar las observaciones del EHT se emplea una técnica denominada interferometría de base muy larga (VLBI, por sus siglas en inglés), la cual sincroniza los telescopios ubicados en distintas partes del mundo y aprovecha la rotación del planeta para formar un gigantesco telescopio del tamaño de la Tierra que puede observar a una longitud de onda de 1.3 milímetros.