Viernes, 18 Enero, 2019


Muere el alcalde polaco que fue apuñalado en un concierto benéfico

Conmoción en Polonia tras el apuñalamiento al alcalde de Gdansk durante un acto El autor del apuñalamiento del alcalde de Gdansk se dirige al público tras el ataque
Orlondo Matamoros | Enero 14, 2019, 18:24

"Al grito de "¡Adamowicz está muerto!" se apresuró hacia el alcalde, que participaba en un evento de recaudación de fondos para comprar equipos médicos, y lo apuñaló. Se desató una pelea en la cual el individuo atacó al alcalde con el arma blanca.

Pawel Adamowicz, alcalde de Gdansk, en estado crítico tras ser apuñalado por un asaltante.

Los médicos que atendieron a Adamowicz comunicaron que fue sometido a una operación de emergencia a la que logró sobrevivir, y ahora se encuentra luchando por su vida después de ser herido en el corazón, diafragma y abdomen, según detalló Tomasz Stefaniak, el cirujano que lo atendió en el hospital universitario de Gdansk.

El ataque se produjo frente a la multitud que asistía a un popular acto benéfico anoche, y después de apuñalar a Adamowicz el agresor tomó un micrófono para asegurar que con su ataque buscaba vengarse por haber sido "injustamente encarcelado y torturado por (el partido) Plataforma Ciudadana". "Por eso murió Adamowicz", dijo el atacante, citado por el periódico Gazeta Wyborcza.

Varios medios indicaron que este hombre purgó una pena de cinco años de cárcel por cuatro ataques a mano armada contra bancos de Gdansk y que su salud psíquica se habría degradado gravemente durante su estancia en la cárcel. Tras cumplir su condena, salió en libertad a finales de diciembre.

El agresor, de 27 años, ha quedado bajo custodia de la Policía. Se enfrenta a 25 años de prisión o cadena perpetua. "Transmito mi dolor por la trágica muerte de Pawel Adamowicz, ocasionada por un ataque criminal".

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, se sumó en las últimas horas al estupor de la sociedad polaca ante este intento de asesinato, y expresó su pesar a través de su cuenta de la red social Twitter, donde ha pedido a sus compatriotas que tengan a Adamowicz en sus oraciones.

El ministro de Interior, Joachim Brudzinski, ha calificado el ataque de "acto de barbarie" mientras que el primer ministro, Mateusz Morawiecki, ha sostenido que lo ocurrido debe condenarse sin paliativos. "Estoy en contacto con la Policía polaca, todas las circunstancias de este evento deben explicarse en profundidad", tuiteó.