Viernes, 18 Enero, 2019


Bolsonaro da luz verde a la fusión entre Embraer y Boeing

Boeing toma el control de Embraer después de la aprobación de Jair Bolsonaro Presidente Bolsonaro aprueba fusión de brasileña Embraer y Boeing
Frascuelo Febo | Enero 13, 2019, 18:56

Comunicado de la Presidencia de Brasil dio a conocer que "el mandatario [Bolsonaro] fue informado de que fueron valorados los diversos escenarios y que la propuesta final preserva la soberanía y los intereses nacionales".

En diciembre, ambas empresas anunciaron el acuerdo, tras casi un año de negociaciones, aunque quedaba pendiente de la aprobación del Gobierno brasileño, que dispone de una 'golden share' que le da opción de veto a cualquier operación de Embraer.

"Quedó claro que la soberanía y los intereses de la nación están preservados".

Así lo ha indicado el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter.

El presidente Michel Temer dijo que dejaría la decisión al próximo gobierno, y desde su llegada al poder, Jair Bolsonaro se había mostrado favorable al acuerdo. "Sería muy buena esa fusión, pero nosotros no podemos, como está en la última propuesta, dejar que de aquí a cinco años todo pueda ser transferido hacia el otro lado", declaró Bolsonaro a la prensa. Esa es nuestra preocupación.

"Embraer y Boeing saludan la aprobación del gobierno de Brasil de la asociación estratégica que posicionará ambas compañías para acelerar el crecimiento en los mercados globales aeroespaciales", indica la nota.

En el comunicado se explica que el consejo de administración de Embraer deberá ratificar la aprobación previa de los términos de acuerdo y autorizar las firmas de los documentos.

El acuerdo prevé que Boeing asuma el control de las actividades civiles de Embraer por 4 mil 200 millones de dólares, lo cual le permitirá controlar el 80 por ciento del capital del nuevo grupo. Como controladora de la nueva compañía, Boeing pagará 4.200 millones de dólares, un 10 por ciento más de lo previsto inicialmente. El 20 por ciento restante quedará en manos de la firma brasileña.

Embraer se especializa en la fabricación de pequeños aviones comerciales con menos de 150 asientos; su principal competidor, el fabricante canadiense Bombardier, tiene acuerdos similares con Airbus, rival de Boeing.

A Boeing le correspondería la actividad comercial, al no absorber las actividades relacionadas con aeronaves para defensa y jets ejecutivos, que continuarían con Embraer.

La alianza necesita el aval del Gobierno, pues ostenta una "acción dorada" con derecho a veto que se guardó cuando en 1994 privatizó Embraer, que hoy es el tercer mayor fabricante de aviones del mundo y líder en el segmento de aeronaves para vuelos regionales.