Miércoles, 23 Enero, 2019


Trump en la mira del FBI

NYT FBI investigó si Trump trabajaba “secretamente” para Rusia Donald Trump saluda a James Comey en la Casa Blanca el 22 de enero de 2017
Orlondo Matamoros | Enero 12, 2019, 21:38

Según informó el diario The New York Times, el FBI inició una investigación para determinar si el presidente estadounidense, Donald Trump, trabajaba "secretamente" para Rusia, después de que el mandatario despidiera al entonces director de ese cuerpo de inteligencia, James Comey.

Esa investigación del FBI pronto se integró en la pesquisa del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia de Rusia en los comicios de 2016 y la posible colusión entre la campaña de Trump y Moscú durante la elección presidencial. Pero el comportamiento de Trump en los días en que Comey fue despedido en mayo de 2017, en especial en dos momentos en los que pareció vincular el despido del director con la investigación sobre Rusia, ayudaron a que se iniciara la parte de contrainteligencia de la pesquisa, según las fuentes del Times.

Las fuentes del FBI quisieron subrayar que esta investigación nunca tuvo naturaleza criminal, sino que fue desarrollada por su sección de contrainteligencia.

Los investigadores debían averiguar si las acciones de Trump constituían una amenaza para la seguridad de Estados Unidos e intentaron dilucidar si estaba colaborando a sabiendas para Moscú o si había caído bajo su influencia sin ser consciente de ello.

"Guau, me acabo de enterar por el Fallido New York Times que los exlíderes corruptos del FBI, casi todos despedidos o forzados a irse de la agencia por algunas razones muy malas, abrieron una investigación sobre mí, sin razón alguna y sin pruebas, después de que yo despediera al mentiroso de James Comey, ¡un sinvergüenza total!", tuiteó Trump.

Según la publicación del Times, Trump llamó la atención del FBI cuando pidió a Rusia que piratease los correos electrónicos de la candidata demócrata a ser presidencia, Hillary Clinton, durante una conferencia de prensa en la campaña electoral.

"Me la he quitado de encima", declaró ante los diplomáticos en el Despacho Oval poco después del despido de Comey.

Se trata de la primera vez que se tiene constancia de que las agencias estadounidenses consideraron a Trump, ya presidente, como una amenaza para la seguridad nacional.

Su exabogado, Michael Cohen, fue condenado a tres años de prisión por varios delitos, incluidas las infracciones de las leyes de financiamiento de campañas que realizó, según los fiscales, bajo la dirección de Trump.

El exjefe de la campaña, Paul Manafort, fue declarado culpable en un caso presentado por Mueller y se declaró culpable en otro, por delitos financieros relacionados con su trabajo en Ucrania antes de la campaña de 2016, y por manipulación de testigos.

Y el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn se declaró culpable de mentir a los investigadores sobre sus vínculos con Moscú.

Se espera que la investigación siga proyectando una nube sobre la Casa Blanca: un juez otorgó una extensión al gran jurado secreto en la investigación, prolongando su mandato original de 18 meses.