Domingo, 20 Enero, 2019


Cuando el Sol muera se convertirá en un cristal estelar

Definieron la fecha en la que el sol finalmente se transformará en una estrella de cristal El sol en un cristal
Eloisa Felix | Enero 12, 2019, 13:09

Un nuevo descubrimiento maravilla a la comunidad astronómica porque gracias a las observaciones del satélite Gaia, de la Agencia Espacial Europea, se pudo saber que lo que queda de las las estrellas muertas, conocidas como enanas blancas, tienen un núcleo de oxígeno sólido y carbono que se convierte en hielo. Esto podría hacerlas potencialmente miles de millones de años más viejas de lo que se pensaba anteriormente.

"Todas las enanas blancas cristalizarán en algún momento de su evolución", afirma el autor principal del estudio, el astrofísico de la Universidad de Warwick Pier-Emmanuel Tremblay.

Astrónomos en la Universidad de Warwick han descubierto la primera evidencia directa de estrellas enanas blancas que se solidifican en cristales y que nuestros cielos están llenos de ellas.

Las estrellas enanas blancas son lo más antiguo del universo y por eso son muy útiles para los astrónomos porque son usadas como relojes cósmicos para estimar de manera muy precisa la edad de los grupos de estrellas vecinas. Identificaron una acumulación, un exceso en el número de estrellas con colores y luminosidades específicos que no corresponden a una sola masa o edad.

La misión Gaia, lanzada diciembre de 2013, tiene como objetivo ayudar a los investigadores a construir el mejor mapa 3D de la Vía Láctea, monitoreando con precisión las posiciones de un gran número de estrellas.

Y concluyó: "El mismo Sol se convertirá en una enana blanca de cristal en el curso de 10.000 millones de años". Estos datos revelaron una sobreabundancia de enanas blancas con ciertos colores y brillos que no pueden explicarse por las edades o masas de los objetos. Esto significa que miles de millones de enanas blancas en nuestra galaxia ya han completado el proceso y son esencialmente esferas de cristal en el cielo.

"No solo tenemos evidencia de liberación de calor al solidificarse, sino que se necesita una cantidad de energía considerablemente mayor para explicar las observaciones.Creemos que esto se debe a que el oxígeno se cristaliza primero y luego se hunde hasta el núcleo, un proceso similar a la sedimentación en un lecho de un río en la Tierra". Bajo las presiones extremas en los núcleos de la enana blanca, los átomos se empaquetan tan densamente que sus electrones se vuelven libres, dejando un gas de electrones conductor gobernado por la física cuántica y los núcleos cargados positivamente en forma fluida.

El trabajo de modelado sugirió que el amontonamiento fue causado por la cristalización de los interiores de las enanas blancas, que liberaron suficiente calor para reducir la velocidad de enfriamiento de las enanas blancas con el tiempo.