Miércoles, 23 Enero, 2019


'Chalecos amarillos' protestan contra la política de Macron por novena semana consecutiva

Presidente de Francia Emmanuel Macron Presidente de Francia Emmanuel Macron
Orlondo Matamoros | Enero 12, 2019, 19:22

La idea de concentrar en Bourges, centro geográfico del país, tiene por objetivo facilitar la participación de los manifestantes de las provincias. "No podemos aceptar que haya personas que se aprovechen de estas manifestaciones para romper, quemar (…)".

Hace menos de 24 horas, el presidente Emmanuel Macron desató una nueva polémica al declarar que "los problemas por los que atraviesa nuestra sociedad se deben a veces a que demasiados de nuestros conciudadanos piensan que podemos conseguir" algo "sin esfuerzo".

En este contexto tenso, el prefecto de la policía de París, Michel Delpuech, dijo temer que las protestas de este sábado sean "más radicales" que hace una semana.

"Prevemos un regreso a un nivel de movilización similar al que se vio antes de las vacaciones de Navidad", señaló el viernes el Director General de la Policía Nacional (DGPN), Éric Morvan, en la radio France Inter, en referencia a este movimiento de protesta que agita Francia desde hace casi dos meses.

"Observamos semana tras semana una tendencia hacia un comportamiento cada vez más violento", de "pequeños grupos", apuntó Delpuech.

También se esperan manifestaciones en Burdeos, Marsella, Toulouse, Lyon, Estrasburgo, Lille, Nantes y Rennes.

El primer ministro, Édouard Philippe, anunció el pasado lunes, después de los disturbios del sábado, que el Gobierno legislará para sancionar a los participantes en manifestaciones no declaradas y para crear un registro de agitadores, de forma que se les pueda impedir su presencia en las protestas. Los manifestantes organizaron además cortes de rutas en todo el país.

"En Europa nos ven con buenos ojos los pueblos, los movimientos sociales, los movimientos sindicales, los chalecos amarillos", dijo ante invitados internacionales a su juramentación en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Un cortejo salió hacia las 11H00 del ministerio de Finanzas con destino al Arco del Triunfo, en uno de los extremos de los Campos Elíseos, donde en pasadas protestas hubo enfrentamientos con la policía. Sin embargo, pese a que el Gobierno de Macron anuló dicho aumento de impuestos, las protestas se han convertido en un movimiento más amplio dirigido contra las políticas oficiales y sus reformas económicas.

Las autoridades esperan también manifestantes en París, donde desplegarán 5.000 policías.

Para intentar calmar los ánimos, el mandatario ha anunciado una serie de medidas, valoradas en 10.000 millones de euros, para aumentar el poder adquisitivo y reducir la presión fiscal, que incluye el aumento en 100 euros del salario mínimo.

"Vinimos a París para hacernos escuchar", dijo a la AFP Patrick, un manifestante de 37 años, que viajó a la capital desde Savoya (este). Pero esto no impidieron que la movilización continúe.

Desde el inicio de las manifestaciones 10 personas murieron en accidentes de tránisto relacionados con las protestas y más de 1.600 han resultado heridas.