Domingo, 20 Enero, 2019


Trump va a frontera con México; amaga con declarar emergencia nacional

Trump insiste en el muro ahora quiere acero Donald Trump
Orlondo Matamoros | Enero 11, 2019, 03:10

Sobre los dichos de Trump de que su país terminará pagando el muro por los beneficios obtenidos por Estados Unidos en el nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, AMLO se limitó a decir: "Es su punto de vista".

Trump insiste y presiona para que el Congreso apruebe un presupuesto de 5.700 millones de dólares para financiar el muro en la frontera.

Su viaje a la ciudad fronteriza de McAllen coincide con el vigésimo día de un cierre parcial del Gobierno que ha dejado a cientos de miles de estadounidenses sin trabajo o sin paga.

Según el mandatario la construcción del muro fronterizo representa un acto de amor ya que las personas que construyen muros lo hacen "no porque odien a los que están afuera, sino porque aman a los que están dentro", aseguró.

"Así que, o tendremos una victoria y llegaremos a una transacción - porque yo creo que una transacción es una victoria para todos - o declararé la emergencia nacional", expresó.

"Ha quedado muy claro lo que hemos propuesto".

"No solo el presidente no fue presidencial en su comportamiento de ayer (.) lo que está proponiendo no es la mejor manera de asegurar nuestras fronteras", argumentó Pelosi, al tiempo que ironizó con que la actitud de Trump para ella no fue una "sorpresa".

"Les dije adiós", agregó el presidente estadounidense, que el martes en su esperado discurso en el Despacho Oval utilizó un tono dramático para intentar convencer a la opinión pública de la necesidad de obtener 5.700 millones de dólares para erigir una barrera de acero en la frontera.

Aunque ahora lo niegue, Trump sí prometió en repetidas ocasiones que México pagaría por el muro.

El punto muerto se mantiene y las reuniones de Trump con los líderes demócratas en el Congreso han terminado mal. Trump salió el miércoles de una reunión con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, que calificó como "una pérdida total de tiempo".

Trump amenazó la semana pasada a los líderes de ambos partidos en el Congreso con mantener cerrado el Gobierno "meses o años" hasta que los críticos cedan, aunque planteó como alternativa que podría usar sus poderes ejecutivos para declarar el estado de emergencia en la frontera, lo que le permitiría conseguir el dinero burlando a los legisladores.

Pese a la paralización, la Cámara de Representantes controlada por los demócratas aprobó un proyecto de ley para reabrir de inmediato el Departamento del Tesoro, la Comisión de Valores, y varias otras agencias que están parcialmente cerradas desde el 22 de diciembre. Pelosi dijo que no. Trump dio un manotazo en la mesa, apuntó el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer.