Miércoles, 12 Diciembre, 2018


"Este gobiernos no hace ningún tipo de interceptaciones telefónicas ilegales" — Carlos Morán

Alan García denuncia “chuponeo” desde vehículo pero ministro lo niega Alan García responsabiliza al mandatario peruano de supuestas escuchas
Orlondo Matamoros | Diciembre 08, 2018, 09:36

Frente a la denuncia del ex presidente Alan García, de ser víctima de "Chuponeo", el titular del Ministerio del Interior Carlos Morán, ratificó que no hubo interceptación telefónica y reiteró que el vehículo intervenido anoche por la Fiscalía sirve para el monitoreo de imágenes en tiempo real y no para ejecutar prácticas ilegales de escucha. Esa denuncia se estrella contra la pérdida de credibilidad de García, debido a que el mes pasado se comprometió a someterse a una orden judicial de no salir del país por 18 meses y horas después se introdujo a la residencia del embajador de Uruguay pidiendo asilo.

"Me informan que ha estado más de 15 días en las inmediaciones y ha habido 'chuponeo' (espionaje) y que lamentablemente con ayuda de personal uniformado han retirado un maletín con todas las escuchas", declaró García a los periodistas en los exteriores de su casa. "Me parece grave y dice muy poco del Estado derecho en el Perú", denunció.

"Creo que esto no es dable y menos en vísperas de un proceso electoral y de un referéndum", agregó García en alusión a la consulta popular del próximo domingo. Lamento mucho que las prácticas montesinistas sigan en marcha. "Fue usado cuando vino el Papa [Francisco], también para establecer estrategias multisectoriales como Barrio Seguro y ante conflictos sociales", aseguró el ministro ante la prensa.

"Yo he conversado con dirigentes apristas y han pedido que se refuerce la seguridad", expresó. Los manifestantes mencionaron también que el vehículo cuenta con antenas para el supuesto trabajo.

Del mismo modo, el ex jefe de Estado pidió que el presidente Martín Vizcarra tome acciones inmediatas sobre ese tema, que saltó a la palestra el último miércoles, 5 de diciembre, cuando simpatizantes apristas descubrieron a la camioneta del Ministerio del Interior.

En tanto el diario Correo precisó que el vehículo fotografiado es una unidad de observación o vigilancia para diversos fines. Señaló que el escándalo de la supuesta escucha telefónica estalló en el mismo momento en que el parlamento opositor aprobaba una ley que atenúa las penas por lavado de activos cuando lo cometen partidos políticos.