Miércoles, 12 Diciembre, 2018


Ecuador se quita a Assange, su ‘piedra en el zapato'

Ecuador está buscando soluciones para que Julian Assange pueda entregarse pronto a la justicia Política Ecuador está buscando soluciones para que Julian Assange pueda entregarse pronto a la justicia por Sergio Trujillo 2018/12/06
Orlondo Matamoros | Diciembre 08, 2018, 22:28

El presidente de Ecuador incrementó la presión sobre Julian Assange para que abandone la embajada de su país en Londres al afirmar que el Reino Unido proporciona las garantías suficientes para que el fundador de WikiLeaks no sea extraditado a un país extranjero donde enfrentaría la pena de muerte, en referencia a Estados Unidos.

De acuerdo con el diario, uno de los temas que salió a relucir fue el conflicto diplomático entre Washington y Quito por el destino del fundador de WikiLeaks y sus posibles soluciones. Esos temores aumentaron cuando el mes pasado los fiscales de los Estados Unidos hicieron referencia erróneamente a cargos penales en su contra en un caso no relacionado. Associated Press y otros medios informaron que Assange está enfrentando cargos no especificados en secreto, pero hasta ahora los fiscales no han proporcionado una confirmación oficial. Ecuador sostiene que Assange no afronta ningún pedido de extradición.

De acuerdo con el rotativo, en al menos dos encuentros con Manafort, Moreno y sus asesores discutieron en 2017 su deseo de deshacerse de Assange.

Sin embargo, nada se dijo sobre los supuestos diálogos en torno al destino de Assange.

El Gobierno de Ecuador en estos momentos busca las condiciones para que el ciberactivista pueda salir de su embajada sin que su vida e integridad corran peligro, pero esta disposición se inserta en la política de persona "non grata" para Lenin Morales, quien ve a Assange como una piedra en el zapato que le dejó Correa.

Desde antes de este anuncio, Assange ya se enfrentaba a nuevas reglas de asilo en la embajada ecuatoriana, lo que motivó a presentar una demanda en contra del Gobierno de Moreno.

Por su parte, a través de un tuit, WikiLeaks califica la propuesta del presidente ecuatoriano de "patético intento de desviar la atención" del reciente informe sobre su intento de "vender ilegalmente a Assange a EE.UU. para aliviar la deuda".

Manafort fue acusado la semana pasada por "mentir reiteradamente" a los investigadores, aunque, hasta la fecha, no existe evidencia de que Trump haya tenido conocimiento de sus actividades.

La Justicia sueca finalmente retiró los cargos en su contra por considerarlos prescriptos, pero el líder de Wikileaks cree que si abandona la embajada, las fuerzas de seguridad británicas lo detendrán y lo extraditarán a Estados Unidos.