Miércoles, 12 Diciembre, 2018


Directora financiera de Huawei enfrenta cargos de fraude en EE.UU

Tierra y comunicación CC0 Pixabay China busca encabezar una revolución en el mundo tecnológico
Orlondo Matamoros | Diciembre 08, 2018, 08:36

Meng Wanzhou, jefa de finanzas y miembro del directorio de la empresa, se presentó este viernes en una corte de Vancouver donde el fiscal acusador reveló que es solicitada en EEUU en calidad de extradición por supuestamente engañar a instituciones financieras sobre la relación entre Huawei y SkyCom, que es una subsidiaria en Hong Kong del conglomerado chino y que al parecer ha comerciado con Irán entre 2009 y 2014 con el fin de evadir las sanciones contra el país persa.

Se fijó para el 7 de diciembre una audiencia de fianza por el caso.

Ese mismo día los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Jinping, estaban reunidos en Buenos Aires para acordar una tregua en la guerra comercial que mantienen desde hace meses, y que está afectando la economía global. UU. y su detención está vinculada, al parecer, a una investigación sobre las presuntas violaciones de las sanciones comerciales de Washington a Irán.

El vicepresidente de la Comisión para el Área Digital, Andrus Ansip, ha asegurado esta mañana que la Unión Europea debería estar preocupada por Huawei y otras compañías tecnológicas chinas por el riesgo que representan para la industria y la seguridad del bloque.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, intentó desligar a su gobierno del creciente conflicto entre Estados Unidos y China provocado por el arresto de Meng y reafirmó la independencia del sistema judicial canadiense.

La compañía es una de las mayores proveedoras de equipos y servicios de telecomunicaciones del mundo y recientemente superó a Apple para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes después de Samsung.

Según trascendió, el 29 de noviembre pasado EE.UU. obtuvo información de que la directora financiera iba a realizar una escala en Canadá para luego partir hacia un tercer país, que se presume correspondía a México.

La prohibición llegaría después de que Estados Unidos solicitara a sus aliados que eviten los productos fabricados por esas dos compañías debido a los temores de que sirven para llevar a cabo ciberataques, indica Yomiuri Shimbun, citando fuentes gubernamentales no identificadas.

El comunicado también señaló que China "se opone con firmeza y protesta con energía esta acción que gravemente ha dañado los derechos humanos de la víctima".

Por su parte, la embajada de China en Ottawa también dijo que Meng no violó ninguna ley estadounidense ni canadiense y exigió que Canadá "corrija inmediatamente el error" y la deje en libertad. Al atacar a Huawei, una de las firmas más exitosas del país, "provocará un sentimiento antiamericano en China".

Además, legisladores estadounidenses acusaron en numerosas ocasiones a la compañía de estar amenazando la seguridad nacional, argumentando que su tecnología podría ser utilizada por el gobierno chino para espionaje. "La detención de una ejecutiva de Huawei debería ser el primero de muchos pasos del mundo libre contra Huawei; un brazo del Partido Comunista de China", tuiteó Cotton.