Lunes, 10 Diciembre, 2018


Bolsonaro ganó porque no compitió contra mí — Lula

Lula da Silva pasará la Navidad en la cárcel- Lula da Silva pasará la navidad en la cárcel Lula da Silva pasará la Navidad en la cárcel
Orlondo Matamoros | Diciembre 08, 2018, 18:06

Una parte de las coimas fueron dirigidas a Luis Claudio Lula da Silva, uno de los hijos del expresidente y quien solicitó entre 2 y 3 millones de reales (entre 526.000 y 789.000 dólares) para llevar a cabo un proyecto deportivo, concretamente un campeonato de fútbol americano en Brasil, según Palocci.

Lula da Silva, quien fue condenado a 12 años de prisión por corrupción, cuestionó durante contra Sergio Moro, juez que asumirá como ministro de Justicia, apuntando que "hizo política y no justicia".

"Bolsonaro solo ganó porque no compitió contra mí", le respondió al periodista brasileño de BBC Kennedy Alencar.

Lula sostiene que el veredicto en su contra fue motivado políticamente.

En su pedido presentado ante el STF, los abogados del exmandatario -inhabilitado políticamente cuando lideraba las encuestas para las pasadas elecciones presidenciales- aseguran que el juez Moro fue parcial en su condena y actuó para dejarlo fuera de los comicios de octubre pasado. "Así que hizo política y no justicia y ahora se beneficia de ello", señaló Lula haciendo referencia a la nominación de Bolsonaro para que sea miembro de su gabinete. Fue coordinador de la campaña presidencial de Lula en 2002 y en 2003 asumió como jefe de Hacienda, cargo en el que contó con amplios poderes gracias a su buen diálogo con banqueros y empresarios. "Fui apresado sin ninguna razón", dijo, y alertó a la población brasileña de que sus derechos pueden estar bajo amenaza considerando que "algo así se le pudo hacer a un ex presidente".

Ante estas palabras, el magistrado recalcó que Lula fue condenado por ser "el cerebro del escándalo de Petrobras" y que su decisión fue ratificada en dos instancias por la justicia.

Un mes antes de la elección, un tribunal electoral prohibió que Lula se postulara por haber sido condenado, y esa sentencia fue confirmada en apelación.

Lula se entregó a la policía en abril de 2018 y desde entonces se encuentra recluido en una celda en la sede de la policía federal en Curitiba.