Miércoles, 12 Diciembre, 2018


¿Veremos smartphones de Huawei sin Android en el futuro próximo?

Huawei dice adiós a Android y crea nuevo sistema operativo Huawei dice adiós a Android y crea nuevo sistema operativo
Eloisa Felix | Diciembre 06, 2018, 15:42

Por otra parte, la confirmación del desarrollo de este nuevo sistema operativo se produce luego de que Huawei comenzara las pruebas de FuchsiaOS, el nuevos sistema de Google, en sus dispositivos con Kirin 970.

¿Por qué podría querer Huawei tener su propio sistema operativo? Incluso estaban ayudando a Google a desarrollar Fuchsia OS, el sucesor de Android.

Quien parece haber confirmado este sistema operativo fue Bruce Lee, Vice Presidente del área móvil de Huawei, aunque sin dar detalles reales sobre plazos o funciones.

Dicho sistema operativo no está pensado para competir con los principales sistemas operativos móviles ni de escritorio, sino más bien sería una alternativa, en modo Plan B, en caso de que la compañía se encontrase en escenarios similares a los que atraviesa actualmente ZTE en los Estados Unidos que le obligase a prescindir de Android en sus dispositivos móviles.

Huawei es un fabricantes de móviles que siempre ha destacado por la innovación. Veremos si sucede lo mismo con la propuesta de HUawei. A día de hoy, la compañía ya tiene alternativa en hardware (sus propios procesadores Kirin) pero no en software.

Huawei dice adiós a Android y crea nuevo sistema operativo
Huawei dice adiós a Android y crea nuevo sistema operativo

Por un lado, la mala relación con Estados Unidos, podría ser uno de los principales motivos por los que Huawei está trabajando en un su propio sistema operativo para eliminar Android de sus próximos dispositivos móviles.

El problema es que no es una tarea nada sencilla.

Huawei no lanzó el sistema operativo porque, de acuerdo a los rumores, no es tan bueno como Android, y no tiene muchas aplicaciones de terceros desarrolladas para ser usadas en él.

Huawei ha negado cualquier acusación de espionaje, pero el fabricante se ha vuelto cauteloso con la postura actual de Estados Unidos ya que, recientemente, el gobierno de EE.UU. también ha presionado a sus aliados para que dejaran de utilizar equipos fabricados por la compañía china.