Martes, 11 Diciembre, 2018


La clave detrás del doodle de Google — Mensaje de Arecibo

Vista aérea del plato del radiotelescopio de Arecibo Vista aérea del plato del radiotelescopio de Arecibo
Eloisa Felix | Noviembre 19, 2018, 01:54

El Mensaje de Arecibo lleva su nombre porque fue emitido desde el gigantesco radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, el cual tiene 304.8 metros de diámetro. Este objeto celeste está situado en la dirección de la constelación de Hércules, cerca del borde de la galaxia Vía Láctea, a una distancia de alrededor de 25.000 años luz y formado por alrededor de 300.000 estrellas.

"Fue un evento estrictamente simbólico, para demostrar que podíamos hacerlo", asegura Donald Campbell, profesor de astronomía de la Universidad de Cornell e investigador asociado al Observatorio de Arecibo en ese momento.

Carl Sagan fue uno de los que contribuyó a escribir el mensaje.

Aunque pueda parecer increíble, el Mensaje de Arecibo tardaría un aproximado de 25 mil años en llegar a donde se espera y aún cuando este llegase a ser recibido por alguna civilización, demoraría el mismo o más tiempo en ser devuelto a nosotros. Se envió alternando la frecuencia de la señal hacia arriba y abajo sobre un rango de unos 10 Hz, un método similar al que es utilizado por los modems de computadora para mandar códigos binarios sobre una línea telefónica. En la parte superior estaban los números del 1 al 10.

En la linea que le sigue se encuentra representado el backbone de azúcar-fosfato (en los extremos izquierdo y derecho) que sirve de soporte para nuestro ADN y en medio los pares de bases apareados que componen el ADN, Adenina- Timina, Guanina- Citocina.

La figura humana, en el centro y la población mundial de ese entonces. El mensaje contiene información sobre la situación del Sistema Solar, de nuestro planeta y del humano. Desde su emisión, el Mensaje de Arecibo ha recorrido solo 416 mil millones de kilómetros, solo una fracción de su camino.