Martes, 11 Diciembre, 2018


Asciende a 44 los muertos por los incendios — California en llamas

Autoridades inspecciones un vehículos con cuerpos quemados en su interior. JOSH EDELSON  AFP  Getty Images Autoridades inspecciones un vehículos con cuerpos quemados en su interior. JOSH EDELSON AFP Getty Images
Orlondo Matamoros | Noviembre 14, 2018, 07:32

Miles de bomberos luchaban por quinto día consecutivo para contener los incendios en California, mientras se pronostican fuertes vientos en la región.

Ayer lunes las llamas tuvieron un fuerte aliado: vientos de hasta 70 km/h en varios puntos del estado, que no hicieron más que complicar la situación.

En el incendio de Griffith Park en Los Ángeles en 1933, también hubo 29 muertos.

En la noche de este martes, las autoridades reportaron otras seis víctimas fatales en el incendio del norte del estado, después de que los equipos de emergencia rastrearan entre los escombros y las cenizas en Paradise, la localidad más afectada que ha quedado completamente devastada. El incendio ha causado daños calculados en entre 2.000 millones y 4.000 millones de dólares a propiedades aseguradas, estimó Morgan Stanley en un informe. "Soy una de las afortunadas". La cantante Miley Cyrus perdió su casa en los incendios forestales de "Woolsey", según contó ella misma en su cuenta de Twitter, al igual que el actor Gerard Butler ("300"), el moderador alemán Thomas Gottschalk o el director Scott Derrickson ("Doctor Strange").

En total son más de 8.000 bomberos los que intentaron apagar las llamas en los tres grandes fuegos en el norte y sur del estado que obligaron a evacuar a más de 250.000 personas, según los bomberos. Eso, combinado con la baja humedad, crearía las condiciones perfectas para que se propaguen los incendios.

Los muertos en California son al menos 31 y hay 228 desaparecidos. Mientras, el incendio Woolsey ha destruido alrededor de 177 construcciones y consumido 34 mil 600 hectáreas, en el sur de California.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado que aprobó una declaración especial de desastre para California, lo que permite que los afectados sean elegibles para recibir ayuda estatal en viviendas y por desempleo, así como asistencia legal.

Las autoridades advirtieron que la propagación de incendios fue más rápida que en el pasado.

El incendio denominado Camp Fire arrancó en las estribaciones de la Sierra del Condado de Butte, a unos 280 kilómetros al norte de San Francisco.

En conjunto, las llamas causaron 44 muertos, incluyendo dos en Malibú, una ciudad del sur plagada de celebridades donde los bomberos parecían estar ganando terreno a un frente que arrasó 143 millas cuadradas y devoró al menos 370 estructuras.

La sequía y el clima más cálido atribuidos al cambio climático, así como la construcción de viviendas en las profundidades de los bosques, han dado lugar a temporadas de incendios forestales más largas y destructivas en California.

"No hay razón para estos enormes, mortíferos y costosos incendios en California excepto que la gestión forestal es muy pobre".

Recientemente se logró recuperar 13 cadáveres más. "Todos tienen su manera de enfrentar esto", reflexionó.

En los últimos días el equipo -compuesto por un subcomisario del condado de Butte y dos del vecino condado de Yuba, que se negaron a dar sus nombres- ha rastrillado lo que queda de Paradise y muchas comunidades cercanas en busca de cuerpos. Levantan el cuerpo, que introdujeron en una bolsa, y lo cargan en una camioneta fúnebre que los siguió desde Paradise.

Toman fotografías, anotan coordenadas del GPS y toman los documentos de adentro de los autos, con la esperanza de poder hacer una identificación. Sin perder tiempo, reanudan la búsqueda.